Goran Dragic, del Heat de Miami, celebra luego de anotar contra los Celtics. (Mark J. Terrill)

Goran Dragic anotó 25 puntos, Bam Adebayo lideró un gran repunte en el tercer cuarto para terminar con 21, y el Heat de Miami logró otra remontada para vencer a los Celtics de Boston 106-101 y tomar una ventaja de 2-0 en las finales de la Conferencia Este el jueves por la noche.

Duncan Robinson encestó 18 puntos, Jimmy Butler 14, Jae Crowder 12 y Tyler Herro 11. El Heat estaba abajo por 17 en el segundo cuarto y perdía por 13 en el entretiempo.

Tenían marca de 0-21 en los juegos de playoffs cuando estaban detrás por al menos esa cantidad en el intermedio. Están 1-21 ahora, y a dos victorias de sus primeras Finales de la NBA desde 2014.

“Nos gusta ponernos las cosas difíciles”, dijo Butler. “Nos gusta estar abajo por doble dígitos y ser los chicos que regresan”, agregó.

Kemba Walker anotó 23 puntos para Boston, que consiguió 21 unidades de las manos de Jaylen Brown y Jayson Tatum, cada uno. Brown falló un tiro de esquina de tres puntos que lo habría empatado con 15 segundos por jugarse, y Butler lo selló con dos tiros libres con 7.4 segundos por jugar.

El tercer juego es el sábado. Dragic, que jugaba en el tercer aniversario de su mejor momento de baloncesto, llevando a Eslovenia al Campeonato de Europa, anotó nueve puntos en el último cuarto.

El Heat tomó una ventaja de 2-0 en la serie por undécima vez en el mandato del entrenador Erik Spoelstra. Han ganado las 10 instancias anteriores.

El Heat se metió en un gran problema en el primer partido de la serie al anotar 18 puntos en el primer parcial y 16 puntos en el tercero. En segundo juego, otro periodo de 18 puntos, el segundo, envió a Boston a la mitad arriba cómodamente, 60-47.

Miami superó a Boston 37-17 en el tercer periodo, con Adebayo, el héroe defensivo del primer encuentro, superando en tiros y casi superando a los Celtics por sí mismo. Boston se fue de 12-4 en el tercer parcial, Adebayo se fue de 8-7 en su camino a un período de 15 puntos y el Heat lideró 84-77 cuando terminó.

Con eso, fue el turno de Boston de recuperarse. Los Celtics hicieron un avance de 15-2 en el cuarto, silenciaron al Heat durante casi siete minutos y alcanzaron 94-89 en un triple de Walker con 4:25 por jugar.

Eso solo preparó el escenario para otro rally: Miami terminó el juego con una racha de 17-7.

“Esfuerzo de equipo”, dijo Butler.