Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La determinación de la Federación de Baloncesto local suspende todos los torneos que caen bajo su jurisdicción. (GFR Media)
La determinación de la Federación de Baloncesto local suspende todos los torneos que caen bajo su jurisdicción. (GFR Media)

La Federación de Baloncesto de Puerto Rico (Fbpur) anunció este jueves la suspensión de toda actividad pautada a celebrarse en sus ligas y competencias avaladas en función a la situación emergente del coronavirus COVID-19, incluyendo al torneo del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

El organismo  federativo local recibió la comunicación oficial de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) suspendiendo todas sus competencias hasta nuevo aviso "velando por la protección de la salud y seguridad de los jugadores, entrenadores, oficiales y aficionados de nuestro deporte", expresó la FBPR en comunicado de prensa. 

En conversación posterior con El Nuevo Día, el presidente de la FBPR, licenciado Yum Ramos, dijo enfático que no se trata de una simple recomendación.

"A todas las ligas avaladas, afiliadas (por la FBPR) se les está dando esta directriz. Nosotros estamos acatando la directriz que dio la Federación Internacional de Baloncesto, y nosotros estamos dando la misma directriz en Puerto Rico", respondió Ramos cuando se le preguntó si la determinación aplica a toda actividad de baloncesto en el país, o excluye al torneo de la recién iniciada temporada 2020 del Baloncesto Superior Nacional

El director de torneo del BSN, José Solá, dijo poco antes en la mañana que la liga se reunirá durante la tarde de este jueves para reaccionar y tomar una determinación en torno a esa directriz.

"Tenemos reunión hoy con los apoderados a las 1:00 de la tarde para decidir el curso a tomar", expresó Solá a El Nuevo Día

La suspensión tiene un curso inicial de 30 días.

"La FBPUR continuará monitoreando la situación diariamente y evaluará las opciones para la continuación o no de las respectivas competencias cuando y si la situación lo permite", detalló la FBPR en su comunicado. 

Ramos, por su lado, dijo que hay un factor de riesgo de contagio exponencial si la Federación continúa con su actividad baloncelística en el país, por el gran número de personas que participan en los distintos programas de esta disciplina desde las categorías menores.

"Son entre 14,000 y 15,000 niños y niñas (jugando baloncesto). Estamos hablando de 1,200 a 1,300 árbitros, de 500 a 600 oficiales de mesa, de entre 1,500 a 1,800 coaches", detalló Ramos cuando se le pidieron cifras de participantes, al tiempo que enfatizó en la importancia de detener toda actividad de manera preventiva, en lugar de esperar a que se reporten casos.

"Es la única manera de uno tratar de evitar el contagio. No esperar a que hayan casos, porque una vez hayan casos, y se juegue un juego, ya ahí exponencialmente hay 20 o 30 personas que pueden contagiarse. Y eso es solamente los que están participando dentro de la cancha", agregó el presidente de la FBPR.

Claro está, Ramos aceptó que no hay manera de saber si ya hubo un contagio antes de tomar esta medida, por lo que indicó que cesar ahora toda actividad es prioridad.

"No lo sabemos (si ya hubo contagios de algún participante) pero estamos tomando las medidas preventivas".

"Esto es preventivo. Estamos velando por la salud de nuestros jugadores, jugadoras, niños, niñas, entrenadores, árbitros, oficiales de mesa, administrativos. Estamos muy preoucupados ante la situación, dadas las múltiples cancelaciones que han habido a nivel mundial, incluyendo la Federación Internacional de Baloncesto, de FIBA. Pues tomamos la determinación de dejar todo en suspenso por 30 días, y en 30 días vamos a reevaluar", concluyó.