Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El armador de los Vaqueros, Javier González, junto a su esposa Luariz Alejandro, y sus hijas. (Suministrada)
El armador de los Vaqueros, Javier González, junto a su esposa Luariz Alejandro, y sus hijas. (Suministrada)

La difícil experiencia que el armador de los Vaqueros de Bayamón, Javier González y su esposa, Luariz Alejandro, vivieron cuando sus dos niñas nacieron prematuras, fue motivo suficiente para que ambos no dudaran en convertirse en la familia símbolo de la organización March of Dimes de cara a su actividad de recaudación de fondos bautizada como “La marcha por los bebés”, el próximo domingo.