Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, terminó con un ojo rojo tras la derrota ante los Warriors de Golden State. (AP)
LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, terminó con un ojo rojo tras la derrota ante los Warriors de Golden State. (AP)

Oakland - Con la serie 2-0 en contra, LeBron James y los Cavaliers de Cleveland tendrán la oportunidad de igualar las Finales durante los dos próximos partidos en casa, un reto que no teme el alero estrella de la franquicia de Ohio: "Las cosas han ido en mi contra desde que tenía cinco años", reflexionó.

💬Ver comentarios