Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El veterano y experimentado expiloto de la Selección Nacional, Flor Meléndez, será el dirigente del equipo de Humacao.
El veterano y experimentado expiloto de la Selección Nacional, Flor Meléndez, será el dirigente del equipo de Humacao. (David Villafañe Ramos)

Tras un desastroso 2015 en que perdieron  42 juegos y ganaron solo dos, la nueva gerencia de los Caciques de Humacao comprendió que no era mucho lo que debía conservar de esa plantilla si aspiraba a una demostración distinta para el 2016.

La transformación de los Caciques ha sido total de cara a la próxima campaña del Baloncesto Superior Nacional. Hay nuevo apoderado en la figura del venezolano Daniel Maes y  nuevo  y dirigente, en el veterano y experimentado expiloto de la Selección Nacional, Flor Meléndez.

Con esa metamorfosis en la cúpula, no resulta extraño que los Caciques de 2016 se presentarán al tabloncillo del Humacao Arena también con una nueva plantilla, casi en su totalidad. Solo el alero Devon Collier y el armador Héctor Maldonado se quedaron. La participación de Collier, no obstante, está en duda tras su grave lesión de agosto pasado en la rodilla izquierda, mientras jugaba con el Equipo Nacional en la Copa Tuto Marchand, como antesala al Preolímpico.

“Por lo menos estamos tratando de hacer un equipo. Todos los demás jugadores son nuevos. Se cambiaron los tres refuerzos. Va a ser un equipo que tiene una combinación de algunos jugadores veteranos como Villafañe (Luis), Orozco (William) y los tres refuerzos. Pero los otros chamacos son jóvenes con mucho talento”, dijo Flor Meléndez.

El técnico no vaciló en reconocer que el club dependerá en gran medida de la demostración que puedan dar sus importados: el escolta y alero canadiense de 6’5” de estatura, Carl English; el delantero estadounidense de 6’9” Brandon Costner, y el centro dominicano de 6’8” Jack Michael Martínez.

“Costner es un jugador fuerte físicamente, buen tirador a distancia. Jack Michael es ya un veterano en el baloncesto internacional que todo el mundo lo conoce, igual que Carl English, un ‘joseador’, buen anotador. Ya ha ganado el título de anotaciones en España y la liga de Grecia. Es un jugador que viene con muchas credenciales”, agregó Meléndez.

Aunque el récord de 2-42 de 2015 no es responsabilidad de este grupo, Meléndez y algunos de los actuales jugadores coincidieron en que la primera gran encomienda es superar por mucho el total de victorias del año pasado, y clasificar. Para eso el veterano técnico dependerá también del talento nativo, en especial de esos canasteros que en otros equipos no han visto mucha acción, y que él asegura que en Humacao tendrán mayor participación.

“Son jóvenes bien, bien talentosos. Por ejemplo, el hijo de Mario Butler (Nathaniel), que el año pasado en las series semifinales (con Manatí) lució bastante bien. Tenemos a Onzie Branch que viene de Arecibo y ha jugado bien, Cliff Durán, que es un jugador que estuvo en Mayagüez y había jugado muy bien, y quedó agente libre. Y el otro prospecto es el otro ‘point guard’ que va a estar con Cliff Durán, Rasham Suárez”.

“Son muchachos que han estado ya en la liga,que no han jugado mucho, pero yo creo que son buenos prospectos en este baloncesto. También cogimos en cambio con Bayamón a Edwin Ubiles, que para mí es lo mismo; un jugador que en ningún equipo lo habían puesto a jugar. Nosotros lo adquirimos en cambio porque creo que es un jugador que puede jugar bien en la liga. Yo cuento mucho con él”.

Pero Flor cree también que será vital el papel de dos veteranos aún jóvenes:  Orozco y Ángel ‘Piwi’ García.

“Siento que para cada uno de nosotros, que somos jugadores jóvenes y veteranos, es una buena oportunidad. Todos tenemos buena oportunidad en este equipo de Humacao”, dijo García, quien en tres temporadas en el BSN ha jugado para Bayamón (2013), Humacao (2014) y Guaynabo (2015), pero con limitada participación en sus primeros años debido a lesiones.

Oportunidad a la mano

“Como Flor dice, todos vamos a tener buen tiempo de juego. Obviamente tenemos que aprovechar el tiempo que nos den. Los que antes no jugaban muchos minutos, van a tener más minutos. Pienso que cada año es importante, pero en este, por ejemplo jugadores como yo y Cliff, que vamos para los 27 o 28 años, es ahora o nunca”.

En el caso de Orozco, quien ya tiene 12 temporadas en la liga con siete equipos, pero apenas cuenta con 30 años, viene de tener su mejor actuación con Quebradillas en el 2015, cuando promedió 11 puntos y 5 rebotes por juego, los mejores números de su carrera.

“De eso es lo que se ha hablado (tener más tiempo de juego). Ya llevo muchos años en la liga, y es una nueva oportunidad de entrar a esa cancha bien duro todos los días. Los otros jugadores también saben que tienen su oportunidad”, dijo Orozco, quien ya había jugado para Humacao en dos etapas (2008-2010 y 2014). “Yo creo que todos tenemos que tener un reto y una meta. Aquí la meta principal de todos nosotros es clasificar. Ya el año pasado el equipo tuvo un récord negativo y tenemos como meta cambiar eso; clasificar y lo demás, que Dios decida”.

Meléndez resumió  en broma cuál es la meta, pero sin restar seriedad al objetivo. ¿Se pueden esperar en Humacao más de dos victorias en el 2016?, se le preguntó. Tras un silencio de dos segundos que pareció una eternidad, respondió con una carcajada, “si no se dan más de dos victorias me tengo que pegar un tiro”.