Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Cintrón está quinto en la liga en robos de balón.
Cintrón está quinto en la liga en robos de balón. (José L. Cruz Candelaria)

Con un extraordinario inicio de temporada, el escolta Raymond Cintrón, de los Atléticos de San Germán, ha demostrado el potencial del talento nativo que se encuentra activo en el Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Noveno en la liga en anotaciones, y quinto en robos de balón antes de la acción de anoche, Cintrón está reclamando su espacio entre los jugadores establecidos del baloncesto puertorriqueño. En 11 partidos ha logrado 170 puntos, 35 rebotes, 25 asistencias y 15 robos de balón. 

“Debo seguir trabajando defensivamente. Ofensivamente ser más agresivo hacia el canasto, ya que muchos equipos me cierran el tiro largo”, admitió Cintrón sobre algunos de los ajustes que debe hacer para esta temporada.

Esta es su tercera campaña en el BSN, tras haber jugado para los Capitanes de Arecibo en el 2013, y los Maratonistas de Coamo en el 2014.   

“Me he acoplado muy bien gracias a Dios. Nos sentimos como una familia. Tengo una confianza tremenda gracias a los compañeros. Se me ha hecho muy fácil, ya que somos de la misma edad y nos llevamos bien”, confesó el escolta, quien fue cambiado de Coamo a San Germán por el tercer turno del sorteo de novatos de este año.

El jugador aseguró que su aportación para los Atléticos será continuar siendo una amenaza en la ofensiva, mantener unidos a los miembros del equipo, ser un líder y un buen compañero en la cancha.

“Encuentro al equipo muy bueno. Salimos a competir todas las noches, somos jóvenes, tenemos piernas, corremos, y a pesar de que somos jóvenes, salimos a competir, que es lo importante”, garantizó Cintrón, quien viene de ganar el campeonato de primera categoría con los Capitanes de Arecibo.

La meta para Cintrón esta temporada es ayudar a los Atléticos a cualificar entre los mejores ocho para la postemporada. Hasta el momento San Germán se encuentra en la cuarta posición de la liga, y primero en porcentaje de tiros libres, en bloqueos y en cortes de balón, en este último renglón empatado con Humacao.

“Podría ser mejor; se nos han ido dos o tres juegos, pero hasta el momento estamos contentos con el inicio que tenemos. La clave es siempre mantenerse positivo y no caer abajo rápido”, dijo, satisfecho con el inicio de temporada que han tenido los sangermeños.

Además de su labor como jugador de los Atléticos, Cintrón asiste en la dirección de los Taínos de la Universidad del Turabo en la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI).

 “Estar ahí con mi papá, de asistente, aprendo un poquito más en cuestión de cosas que uno no ve fuera de la cancha y siempre se puede aprender. Me ayuda un montón porque veo cositas, puedo ayudar a mis compañeros, puedo mejorar yo como persona y jugador, dentro y fuera de la cancha”, reconoció el exjugador de los Blue Raiders de la Universidad de Middle Tennesse State.