Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Víctor Liz (arriba, con el balón) y Rigoberto Mendoza forman parte de la selección nacional de República Dominicana y son rivales en el BSN.
Víctor Liz (arriba, con el balón) y Rigoberto Mendoza forman parte de la selección nacional de República Dominicana y son rivales en el BSN. ([email protected])

Aguada - En los minutos iniciales del primer partido de la final de Baloncesto Superior Nacional (BSN), el escolta de los Santeros de Aguada, Rigoberto Mendoza le robó el balón a su homólogo Víctor Liz, de los Leones de Ponce, antes de que pasara la mitad de la cancha. Tras el robo, Mendoza anotó un fácil canasto.

Liz no tuvo más remedio que aceptar el error frente a su compatriota, quien más tarde se alzó con la victoria con los Santeros en el desafío inicial de la serie final en el coliseo Ismael “Chavalillo” Delgado.

“En verdad, él me presentó la bola y yo hice lo que tenía que hacer”, expresó Mendoza a El Nuevo Día sobre la jugada después del encuentro.

Esa fue sola una jugada de muchas que se darán en este choque entre los versátiles anotadores quisqueyanos, compañeros en la selección nacional de República Dominicana. Este duelo es uno de los atractivos entre los finalistas del torneo local, empatada a una victoria por bando y que continúa esta noche en Aguada.

Los Leones empataron la serie el sábado con un triunfo, 92-87, en el auditorio Juan “Pachín” Vicens.

Aunque ya se han enfrentado numerosas veces en el BSN y en la liga profesional dominicana, es la primera vez que se ven las caras por un cetro.

Ambos fueron los líderes en la ofensiva en los dos primeros encuentros. Mendoza sumó 25 y 32 puntos, mientras que Liz se apuntó 19 y 31 unidades.

Aunque no se describen como mejores amigos, los dos resaltaron el hecho de estar representando a su patria en la final del BSN sin riñas personales. Incluso, Mendoza fue a apoyar a Liz en el séptimo juego de la Semifinal B frente a los Vaqueros de Bayamón en el auditorio Juan "Pachín" Vicens.

“Para mí es algo especial que él esté en ese lado y yo esté en este lado. Eso es un orgullo que dos dominicanos estén representando nuestra patria en las finales en un país extranjero”, dijo Mendoza, de 27 años y oriundo de San Cristóbal.

“Entiendo que para él (Liz) debe ser importante porque se queda para la historia. Que la fanaticada dominicana y la de Puerto Rico pueda disfrutarse la final con este match up. Cada cual va a jugar para que su equipo gane. Que Dios reparta suerte y que gane el mejor”, agregó.

Liz, de 33 años y nativo de Santiago de los Caballeros, enfatizó en que no existe una rivalidad entre ellos.

“Es un buen reto en una buena serie. Es un dominicano que está en la selección también, pero esas son cosas que se echan a un lado porque estamos trabajando en diferentes equipos. Tenemos que dar lo mejor. No hay rivalidad. Ambos entendemos que tenemos que dar lo mejor. Es mi amigo, y no es nada personal. No hay ningún reto de demostrar quién es el mejor entre ambos”, declaró Liz.

De ganar Aguada, sería el primer campeonato para la carrera de Mendoza. Liz tampoco tiene no coronas en el BSN, pero suma tres anillos, con dos trofeo de Jugador Más Valioso de finales, en Dominicana con los Metros de Santiago.