José Juan Barea, de los Cangrejeros, intercambia palabras con David Huertas y Walter Hodge, de los Capitanes, durante el segundo partido de cuartos de final.
José Juan Barea, de los Cangrejeros, intercambia palabras con David Huertas y Walter Hodge, de los Capitanes, durante el segundo partido de cuartos de final. (BSN)

Los Cangrejeros de Santurce controlaron el martes sus emociones y no se dejaron amedrentar por las provocaciones de los Capitanes. Incluso, respondieron al denominado “trash talk” (tiraera en el folclor puertorriqueño).

José Juan Barea se levantó luego de chocar con una cortina de Gustavo Ayón y de inmediato hizo frente al espigado mexicano por el golpe. Filiberto Rivera, de igual forma, no se quedó callado cuando David Huertas y Walter Hodge Jr. buscaban descontrolar las mentes cangrejeras. En sus intentos, la banquilla visitante se ganó una falta técnica para el deleite de la fanaticada local.

El resultado fue una apretada victoria para Santurce 100-98 que igualó la serie de cuartos de final del Baloncesto Superior Nacional (BSN) a un triunfo por bando en un electrizante coliseo Roberto Clemente. El tercer juego es el jueves en el coliseo Manuel “Petaca” Iguina.

“Nosotros somos un equipo de carácter al igual que Arecibo. Nosotros vamos a contrarrestar el “trash talk” de ellos”, respondió Rivera, quien estuvo en cancha por 25 minutos para dos puntos, tres asistencias y tres rebotes.

“Ellos están tratando de amedrentarnos y no nos vamos a dejar a amedrentar. No vamos a caer en esa trampa. Esta es una serie bastante emocional, de dos equipos grandes que ambos quieren ganar, defender su casa y nosotros vamos a seguir haciendo nuestro trabajo, siguiendo el plan de los coaches para poder ganar. No podemos caer en las emociones. Sabemos que tenemos jugadores con muchas emociones, pero si mantenemos la compostura por 40 minutos por toda la serie para a tener una oportunidad grande”, agregó.

José Juan Barea conversa con sus compañeros de equipo de Santurce durante una pausa en el partido.
José Juan Barea conversa con sus compañeros de equipo de Santurce durante una pausa en el partido. (BSN)

Michael Beasley y Thomas Robinson, jugadores con la adrenalina al 100 por ciento y reactivos cuando las jugadas no están a su favor, respondieron con 20 y 19 puntos a pesar de meterse en problemas de faltas en los minutos finales.

En el revés del domingo en Arecibo, Beasley se vio desconcentrado mentalmente. En un momento, tuvo una discusión con el dirigente Larry Ayuso durante un tiempo pedido. El asistente técnico Luis “Mandy” Cancel informó luego de la victoria el martes que hubo una conversación el exjugador de la NBA sobre lo sucedido.

“Hubo diálogo. La intención de él es ganar. Ninguno de los jugadores hace las cosas para perder. Claro, cada ser humano maneja el estrés de distintas formas, de manejar las situaciones complicadas. Hay algunos que son más vocales y otros menos. Pero los que son más vocales tienen que entender que no todo el tiempo esa actitud te va a ayudar. Lo que vimos fue que no nos ayudo en ese primer juego y dialogamos. Entendieron que tenemos que mantener el control porque ayuda a tomar mejores decisiones en el juego. Hoy mantuvimos el control y se vio el resultado”, indicó Cancel.

Santurce sacó la victoria pese ser doblegada en la lucha por los rebotes 46-16, estadística que Cancel admite tiene que mejorar.

“Nos preocupa porque el rebote puede significar segundas oportunidades. No nos sorprende porque Arecibo, con os jugadores que tiene en la pintura, hay mucha más tendencia a estar en la pintura. Hoy nos dieron un nocaut en rebotes. Pero, de la misma forma, manteniendo el control y tomando mejores decisiones, sacándole provecho a lo que Arecibo hizo defensivamente, tuvimos cinco jugadores en doble figura. Aunque esa estadística se ve fea en papel y nos preocupa, pudimos repartir el juego mejor para ganar”, agregó Cancel.

Isaac Sosa tuvo 27 puntos, Barea 16 y Donta Smith 14 unidades.

💬Ver comentarios