Tyler Herro (izquierda) fue el héroe de la victoria del Heat en el cuarto partido de la final del Este contra Boston. (Mark J. Terrill)

LAKE BUENA VISTA, Florida — Tyler Herro, de 20 años, podría estar en la universidad, pero no lo está. Sin embargo, continúa siendo un estudiante.

El escolta de los Heat de Miami Tyler Herro lleva consigo un cuaderno de espiral rojo, en el que anota todos los aspectos de su juego. Las anotaciones incluyen: qué funcionó, qué no funcionó, en qué podría mejorar y cómo se siente tras un partido.

“Me ayuda a concentrarme”, expresó Herro.

Es una práctica similar a la que realizó el expelotero puertorriqueño Carlos Delgado. Durante su carrera de 17 temporadas, el máximo jonronero boricua en la historia en las Mayores también anotaba en una libreta el desenlace de sus turnos al bate frente a cada lanzador que enfrentaba.

Lo que escribió Herro la noche del miércoles, lo ayudó a competir en el juego de su vida, y llevar a los Heat de Miami a una victoria de las Finales de la NBA. El joven se convirtió en el novato de los Heat con más puntos, en un solo juego, al anotar 37 puntos, impulsando a los Heat a vencer a los Celtics de Boston 112-109, en el cuarto juego de la Final de la Conferencia del Este.

“Aún queda mucho por hacer. Estamos arriba 3-1”, indicó el atleta.

Herro logró 14 de sus 21 tiros, y lanzó 5 de 10 desde la línea de tres, convirtiéndose en el segundo jugador, con 20 años, en anotar 37 puntos o más en un partido. El alero es acompañado, en esta exclusiva lista, por la leyenda del baloncesto Magic Johnson, quien tuvo 42 puntos, en el Juego 6 de la Final de la NBA, en 1980, para los Lakers de Los Ángeles.

“Él tiene una gran humildad y es un competidor”, dijo el entrenador de Miami, Erik Spoelstra. “Tiene una gran confianza. No es común que alguien no tenga miedo. Pero además es suficientemente humilde para trabajar, dejarse dirigir y aceptar las enseñanzas de los veteranos que hay en nuestro equipo. Y sigue ganando confianza en el camino”.

Jimmy Butler anotó 24 puntos; Goran Dragic agregó 22 y Bam Adebayo, quien lidiaba con un poco de dolor, en el hombro, tuvo 20 puntos y 12 rebotes para ayudar al Heat a tomar una ventaja de 3-1 en la serie. Miami podría sentenciar la serie este viernes con el quinto partido.

En cambio, Jason Tatum anotó 28 puntos, en la segunda mitad del juego, para los Celtics. Gracias a esta aportación, Boston logró borrar un déficit, de doble dígitos, para tomar una ventaja de un punto, en el cuarto parcial. Pero, esto no fue suficiente para vencer al Heat. Jaylen Brown agregó 21 puntos, Kemba Walker añadió 20, Gordon Hayward tuvo 14 y Marcus Smart terminó el partido con 10 puntos y 11 asistencias.

Los Celtics terminaron yéndose 8 de 20, en los primeros dos parciales, y tuvieron 11 pérdidas de balón. Este pobre juego de Boston ayudó a que los Heat tomaran la ventaja, al acabar la primera mitad, 50 a 44.

La canasta de tres de Brown, rectando 16 segundos de juego, logró que la ventaja de Miami fuera solo de tres puntos. Sin embargo, Herro, 2.1 segundos después, anotó una canasta, extendiendo la ventaja, de nuevo a cinco.

Los Celtics se acercaron a dos puntos, en dos ocasiones, pero Butler anotó un tiro libre con 1.1 segundos para que se acabara el juego, y Boston, sin tiempos muertos, no tuvo tiempo para lograr empatar.

“No anoté en la primera mitad. Eso es inaceptable”, sostuvo Tatum. “Sé que tengo que jugar mejor. Eso es lo que intenté hacer”, concluyó.

El delantero de Boston terminó 6 de 7, en el tercer parcial, luego de finalizar la primera mitad 0 de 7, resultando en que 16 de los 32 puntos de Boston, en el tercero, fueran de él.

“Las canastas de Herro esta noche fueron la diferencia en el juego”, expresó el entrenador de los Celtics, Brad Stevens al terminar el juego del miércoles. “Jimmy fue muy bueno al final del partido, Adebayo tuvo su típico juego, Dragic logró grandes jugadas, pero Herro fue, ridículamente, bueno esta noche. El aro del canasto debió haberle parecido el océano”, puntualizó Stevens.