Alex Cintrón, a la izquierda, conversa con el ahora exdirigente de los Astros, A.J. Hinch. (AP)

El entrenador de bateo de los Astros de Houston, Alex Cintrón, no quiso comentar hoy, martes, sobre los explosivos acontecimientos que desembocaron el lunes en la suspensión y eventual despido del dirigente A.J. Hinch y del gerente general Jeff Luhnow.

Tanto Hinch como Luhnow fueron suspendidos por un año por el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, como resultado de una investigación llevada a cabo por el organismo beisbolero en la que se concluyó que los Astros de Houston diseñaron dos esquemas de robos de señales con el uso de tecnología en el 2017, cuando ganaron la Serie Mundial. Más tarde, el dueño Jim Crane despidió a Hinch y Lunhow.

En dichos esquemas se involucra con un papel protagónico al actual dirigente de los Red Sox de Boston, el boricua Alex Cora, quien para entonces fungía como coach de banco del equipo. También la investigación menciona a Carlos Beltrán, quien estaba activo como pelotero, en uno de esos esquemas.

Beltrán fue nombrado hace algunos meses como dirigente de los Mets de Nueva York. No fue penalizado.

“Ahora mismo me voy con la quinta enmienda. No voy a hacer comentarios porque la situación está muy temprana y hay muchas cosas pasando. Estoy digiriendo esto ahora mismo. No quiero abundar mucho en ese tema”, dijo Cintrón, quien para entonces laboraba como traductor del equipo, a El Nuevo Día.

“Ya mañana voy para Houston y tenemos reuniones. Vamos a ver qué pasa y que sale de esa reunión. Después de eso uno puede tener la mente mucho más clara para hacer algún comentario. Creo que estamos muy temprano”, concluyó Cintrón, quien dirigió a los Gigantes de Carolina en el béisbol invernal.

En la reunión podría confirmarse el nombramiento del boricua Josué Espada como dirigente interino. Espada ha sido el coach de banco en las últimas dos campañas de los Astros.


💬Ver 0 comentarios