El dirigente boricua de los Red Sox, Alex Cora saluda al público antes de recibir la sortija de campeón. (semisquare-x3)
El dirigente boricua de los Red Sox, Alex Cora saluda al público antes de recibir la sortija de campeón. (Ramón “Tonito” Zayas)

Boston - Alex Cora resaltó hoy, martes, su puertorriqueñidad a la hora de recibir el anillo de Serie Mundial.

El dirigente de los Red Sox caminó por una alfombra roja desde el dugout hasta la segunda base para encontrarse con la sortija del campeonato de las Grandes Ligas de 2018 al son de la versión de ‘Preciosa’ de Marc Anthony ante miles de fanáticos que se dieron cita a un frío Fenway Park para el juego inaugural de la franquicia.

A mitad de camino hacia la mesa en la cual colocaron la joyería campeonil, Cora se detuvo para saludar y agradecer a los presentes, quienes no dudaron en rendirle una ovación al cagüeño.

Uno de los coaches de Cora, su compatriota Ramón Vázquez; y el receptor bayamonés Christian Vázquez también recibieron los anillos de la mano de la gerencia de la franquicia y del Comisionado de las Mayores, Rob Manfred.

Luego de recibir las sortijas, Cora y la novena fueron al jardín central para izar el banderín del campeonato 2018, aunque la falta de viento no dejó ver la bandera por completo en el tope.

Antes de la ceremonia, Cora expresó en una conferencia de prensa la importancia de festejar este día a pesar de un mal arranque de 3-8 en la carretera.

“Ayer se me hizo difícil dormir. No por la mala racha, sino por la anticipación de lo que iba suceder. Fue algo que trabajamos fuerte el año pasado. Uno siempre lo visualizaba, pero uno no sabía que sucedería tan rápido. Hacerlo en esta ciudad fue increíble. Ganarle a los Yankees, a Houston y a los Dodgers, eso no lo hace todo el mundo.  Nos debemos sentirnos orgullosos”, resaltó.

“Nos ganamos esto. Somos el único equipo que podemos hoy celebrar esto y lo celebraremos y disfrutaremos, además de jugar un buen béisbol”, agregó.

Cora ganó la Serie Mundial el año pasado en su primera temporada como dirigente en el Circo Grande, su tercera título ya que lo ganó como coach de banca con los Astros de Houston en 2017 y como jugador con el mismo Boston en 2007.  Lideró a los Red Sox a 108 victorias, una marca de la franquicia.

Sin importar las bajas temperaturas en la ciudad, miles llegaron hasta el histórico estadio para gozar del evento especial antes del partido contra los Blue Jays de Toronto, dirigidos también por un puertorriqueño, Charlie Montoyo.

Antes de la salida de Cora, el equipo exhibió los nueve banderines de campeonato en el Monstruo Verde, famosa y enorme pared en el jardín izquierdo, hasta llegar al 2018.

Acto seguido, exestrellas de Boston como como el Salón de la Fama Pedro Martínez, Curt Schilling, Manny Ramínez, el boricua Mike Lowell, y David Ortiz hicieron su entrada con los trofeos de 2004, 2007 y 2014. Ortiz, el querendón dominicano apodado ‘Big Papi’, fue el más ovacionado.

Los otrora peloteros fueron escoltados por la orquesta local Pops Esplanade, quienes tocaron el popular tema “We Are the Champions” de la banda Queen.


💬Ver 0 comentarios