Carlos Correa estuvo lesionado en la pasada temporada con Houston. (AP) (horizontal-x3)
Carlos Correa estuvo lesionado en la pasada temporada con Houston. (AP)

El puertorriqueño Carlos Correa irá a una audiencia de arbitraje con los Astros de Houston para establecer el salario de la próxima temporada de las Grandes Ligas, luego de no llegar a un acuerdo en la fecha límite.

Mientras, el utility de los Dodgers de Los Ángeles, Enrique “Kike” Hernández aceptó un contrato de $3.7 millones, según supo El Nuevo Día. Hernández venía de devengar $1.6 millones en el 2018 y tenía proyectado ganar $3.2 millones para el 2019.

Correa ganó un millón de dólares en la pasada temporada, en la cual vio limitada su participación a 110 juegos tras una lesión en la espalda. Y sus números tampoco fueron los mejores. Bateó .239 con 15 jonrones, 65 carreras remolcadas y 60 anotadas.

Hernández, por su lado, fue un jugador productivo para los Dodgers. En 402 turnos sacudió 21 jonrones con 52 impulsadas y 67 anotadas. Fueron los mejores números de su carrera. También bateó para .256. Fue una pieza valiosa para el dirigente Dave Roberts al jugar diversas posiciones en los jardines y en el cuadro interior.


💬Ver 0 comentarios