Luis Matos, dirigente de los Criollos de Caguas. (semisquare-x3)
Luis Matos, dirigente de los Criollos de Caguas. (Ramón “Tonito” Zayas)

Una mezcla de decepción y frustración embarga hoy al dirigente Luis Matos luego de que sus Criollos de Caguas quedaran eliminados de toda posibilidad de entrar a la postemporada de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente.

No es para menos. Los Criollos venían de ganar los últimos dos títulos nacionales y del Caribe, y en esta campaña eran, nuevamente, favoritos para al menos llegar a la serie final. Los cagüeños no quedaban fuera de la postemporada desde la campaña 2008-2009.

Pero ayer, en la última jornada de la temporada regular, los Criollos dependían de un triunfo de los Gigantes de Carolina sobre los Cangrejeros de Santurce para provocar un choque de muerte súbita con los capitalinos para la tercera y última posición clasificatoria.

Carolina perdió el choque y los Criollos quedaron eliminados.

Tú tienes que controlar tu propio destino. No podemos llegar a ese momento. No se le puede echar la culpa ni a Mayagüez ni Carolina. Nosotros no entramos porque no pudimos ganarle a Mayagüez. Eso fue todo. Tratamos con todo”, dijo Matos a El Nuevo Día.

Caguas, que finalizó la temporada con un récord 16-20, perdió diez de doce juegos ante los Indios y seis de ellos fueron partidos en que los mayagüezanos remontaron después de la séptima entrada, una clara evidencia de que el bullpen les falló malamente.

Y aunque los Criollos tuvieron una vigorosa reacción al final de temporada, el resultado de la serie particular ante los Indios pasó factura. Y es que Matos tuvo que lidiar con la ausencia de su estelar taponero Miguel Mejía, quien apenas pudo lanzar luego de lastimarse el hombre derecho antes de unirse a los Criollos.

El pitcheo de bullpen lo tratamos de diferentes formas. No se dio el resultado y la baja de Mejía fue grande. Ahí es que te das cuenta que un cerrador de la calidad y el calibre de Mejía te hace ganar cinco o seis juegos. Lo importante que es tener un cerrador como él”, dijo Matos sobre el valioso taponero.

“No siempre fue al mismo pitcher. Hasta al mismo Esmereling de la Rosa, que es impresionante. Ellos tuvieron el lineup, el equipo para ganarnos después de la séptima entrada. Cuando uno se enfrenta a un equipo como Mayagüez, cuando incluso tenían a Kennys Vargas, tú  tienes que tener varias carreras de ventaja. De la misma forma que el bullpen no aguantó, nosotros tuvimos chance de anotar carreras y ponerle un poquito más de presión, pero no lo hicimos”.

Caguas tuvo una temporada de altas y bajas. Estadísticamente hablando, solamente fueron superados por los propios Indios en términos ofensivos (.259) pero fue el pitcheo, particularmente el relevo, su talón de Aquiles (4.03)

Fue decepcionante para nosotros. Después de ganar dos campeonatos, lo menos que tú te esperas es que te elimines en la serie regular. No es lo mismo que no pases a la final y te elimines en el round robin a que no entres. Son muchos factores. Tuvimos un buen arranque, pero después de ahí no fluímos como teníamos que fluir”, agregó Matos.

Caguas dio señales de vida en la última semana de competencia al ganar tres partidos en línea, pero no fue suficiente. Matos indicó que en ese momento su equipo se estaba comportando de la forma que su fanaticada esperaba.

La química que les había llevado en las pasadas dos temporadas por el sendero correcto, parecía estar de vuelta.

“Ya el equipo se estaba viendo más competitivo. Pero esto es una lección para todos. Tenemos que tener gente más temprano. No podemos esperar hasta muy tarde. Porque con todo y como reaccionamos no pudimos entrar. Se vieron los Criollos que la fanaticada está acostumbrada a ver. Era mejor terminar de esa manera”, sostuvo Matos.

Cuando le ganamos a Mayagüez (el domingo) yo los reuní y sabiendo todos los factores. Les dije que nada dependía de nosotros. Depende de Carolina, pero por nuestra propia culpa. Les dije que estaba orgulloso por lo que pudimos lograr en la última semana”.

Por último, Matos indicó que su contrato con los Criollos expiró al concluir la temporada, pero dejó entrever que está interesado en regresar con la franquicia en la próxima campaña.

“Mi contrato terminó, pero nos reuniremos con Raúl (Rodríguez) -dueño- y con Edwards (Guzmán) -gerente general- y el equipo de trabajo. Hay que botar el golpe. Una semana. Poner todas las cosas sobre la mesa y reagruparnos”, expresó.

“Entre las cosas positivas aquí tenemos una serie de jugadores jóvenes como que (Avimael) Machín y (Jancarlos) Cintrón que jugarán todos los días. Son muchachos que están subiendo. Ahora hay que buscar un núcleo de pitcheo joven que sea puertorriqueño. Es decepcionante, pero a la misma vez no íbamos a ganar diez años seguidos. Ganamos dos y fue bonito haber ganados dos campeonatos seguidos y Series del Caribe. Fue una hazaña. Con tantos equipos buenos que han tenido los Criollos nunca habían podido ganar un bicampeonato”, concluyó.

SUB - Mayagüez reclama a David Vidal

Los Indios de Mayagüez reclamaron al poderoso bateador David Vidal en el sorteo de los jugadores de los eliminados Criollos de Caguas celebrado el lunes.

Vidal finalizó la campaña regular promediando .233, pero terminó líder en remolcadas con 26. Además concluyó segundo en jonrones con cinco. Los Indios adquieren un bateador de poder el mismo que perdieron al marcharse Kennys Vargas.

Por su parte, los Gigantes de Carolina reclamaron en el segundo turno a Jack López, quien finalizó segundo en bateo en el torneo con .355.

Por último, los Cangrejeros de Santurce seleccionaron al veterano lanzador Iván Maldonado. Este terminó con marca de 2-2 con efectividad de 2.20.


💬Ver 0 comentarios