En agosto de 2018 el Municipio de Caguas había anunciado que desistiría de remodelar el Estadio Yldefonso Solá Morales y que eventualmente sería demolido. (Suministrada / Municipio de Caguas)

Las labores de restauración del Estadio Yldefonso Solá Morales de Caguas iniciaron hace alrededor de un mes con una primera etapa de limpieza y remoción de algunos escombros que quedaron tras la devastación causada por el huracán María hace casi dos años, el 20 de septiembre de 2017.

El Solá Morales, hogar de los Criollos de Caguas de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC), quedó inservible y en primera instancia el Municipio consideró demolerlo.

Tras el paso del ciclón, los Criollos jugaron la abreviada temporada de enero de 2018 en el vecino Estadio Evaristo "Varo" Roldán de Gurabo, donde revalidaron como campeones 12 meses después de haberse coronado la campaña previa, 2016-2017.

En 2018-2019 regresaron a Gurabo, y para esta próxima temporada 2019-2020 tienen previsto utilizar el Estadio Hiram Bithorn de San Juan como su hogar temporero, compartiéndolo con los Cangrejeros de Santurce.

De acuerdo a información suministrada por el ingeniero y director de proyectos de construcción del municipio, Luis A. Herrera Hernández, a través de un portavoz, ya se realizó la limpieza general de las gradas, del interior del edificio y del exterior de las instalaciones. Así mismo se removieron dos torres de iluminación que quedaron afectadas por el huracán.

Tan reciente como en junio de este año, el alcalde William Miranda Torres anunció a El Nuevo Día el cambio de planes con respecto al estadio, y anticipó que entre las modificaciones que se harán y que permitirán restaurarlo por una inversión menor, está la reducción a unas 7,000 butacas.

La capacidad original del parque es de 10,000 fanáticos. Distintos estimados reflejaban que los costos de restauración del antiguo estadio rondarían entre los 12 y 20 millones de dólares, sin embargo, ahora existe la posibilidad de que la estructura se pueda salvar por una inversión sustancialmente menor, según dijo Miranda Torres a inicios del verano.

“Para esa facilidad (el Estadio Yldefonso Solá Morales) hay un diseño preparado por un arquitecto, Manuel Bermúdez, que permite que se repare como está, pero con unos cambios cosméticos en el exterior y bajando la capacidad de 10,000 a 7,000 fanáticos”, dijo entonces Miranda Torres, asegurando que los costos bajo el nuevo plan de restauración, deben rondar los $5,000,000.

Según las proyecciones, el trabajo en el terreno de juego debe comenzar entre finales de septiembre y principios de octubre, incluyendo la siembra de grama natural.

De marchar todo según las proyecciones, el parque debería estar listo para el 2020-2021, cuatro temporadas después de la última vez que se utilizó por los Criollos.



💬Ver 0 comentarios