Alex Cora fue objeto de un homenaje el sábado en la noche en el estadio Varo Roldán de Gurabo. (vertical-x1)
Alex Cora fue objeto de un homenaje el sábado en la noche en el estadio Varo Roldán de Gurabo. (David Villafañe)

Iris Amaro, la madre del dirigente de los Medias Rojas de Boston, Alex Cora, ha vivido días, semanas y meses intensos recientemente, al repasar todo lo que su hijo ha logrado en el último año, desde su nombramiento en el otoño en 2017, hasta ganar la Serie Mundial hace menos de dos meses en su temporada de ‘novato’.

Y en medio de esa felicidad que la sobrecoge como toda orgullosa madre que ve triunfar a uno de sus retoños, doña Iris ha echado de menos y vuelto a llorar a su difunto esposo Juan Manuel “Macuco” Cora, el patriarca de una familia que sabe a béisbol.

Estoy superorgullosa, más que orgullosa. Porque como digo y repito y repito, esta gesta de la vida de Alex, ha sido tan grande... no es que dudáramos que lo pudiera hacer. No, él tiene la capacidad. Pero como que eso (ganar la Serie Mundial) uno lo ve tan lejos”, dijo una entusiasta Iris en los pasillos del estadio Evaristo “Varo” Roldán de Gurabo el sábado, cuando su famoso hijo recibió un homenaje de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC), al dedicarle la temporada 2018-2019.

“Pero Dios es tan maravilloso, y le ha concedido esa bendición tan grande. Y no solo a él, a nosotros como familia. Y como José Manuel ‘Macuco’ Cora no está, lo hemos llorado mucho en estos días. Hace mucha falta. ¿Por qué? Porque sabemos que él se hubiera disfrutado esto, tanto, tanto, y tanto”.

Macuco Cora fue un hombre de béisbol  que no solo fue colaborador incansable de las Pequeñas lLigas, sino que dirigió jovencitos en Caguas, incluyendo a sus hijos.

Valioso legado

Y aunque hace 29 años falleció, cuando Alex  solo era un preadolescente, su legado dejó huella en sus hijos. Tanto Joey Cora, su hermano mayor, como Alex, tuvieron carreras brillantes en el béisbol de Grandes Ligas, y como técnicos han triunfado también.

Joey, tras jugar 11 temporadas en las Mayores hasta 1998, obtuvo un anillo de campeón de la Serie Mundial como coach de banco de los Medias Blancas de Chicago en 2005, bajo el mando de Ozzie Guillén. Ahora forma parte del cuerpo de coaches de Pittsburgh.

Alex, por su parte, ya tiene tres sortijas de campeón, una como jugador con Boston en 2007, otra como coach de banco con Houston en 2017 y la que acaba de ganar como dirigente de los Medias Rojas hace dos meses.

Año inolvidable

“Yo me lo he disfrutado y estoy superorgullosa”, continuó doña Iris hablando de los logros de Alex en este último año. “Pero Macuco, no me puedo imaginar cómo se sentiría”.

Aunque no puede imaginarlo, sí sabe que su corazón no cabría en el pecho.

No sería de extrañar. Porque todo lo que hizo Alex con los Medias Rojas fue como convertir en oro todo lo que tocara. Tras su contratación convenció a la gerencia de traer un avión a la isla con ayuda para los damnificados de Caguas por el huracán María. 

En la temporada en Grandes Ligas, tuvo a su equipo en el primer lugar de su división casi todo el año, y lo llevó a imponer un récord de la franquicia de 108 victorias. 

Y para completar, terminó ganando la Serie Mundial en cinco juegos sobre los Dodgers a finales de octubre.

“Yo lo lloré cuando murió y lo enterré”, continuó Iris hablando de su esposo José Manuel. “Después de eso, hace 29 años, no te puedo decir que me paso en el cuarto (llorando) ‘ay, mi marido’. No. Yo me levanté de una manera increíble. Pero en estos días no. Desde que a Alex lo nombraron dirigente de los Red Sox, eso fue una maravilla. Y después no solamente eso, sino ganar la Serie Mundial... es grande todo”.

“Yo lo comparo... yo no estudié, solo cuarto año, ‘that’s all’. Pero yo sé que hay un bachillerato, sé que hay una maestría, y sé que hay un doctorado. Pues Alex tiene su doctorado, en nada (poco tiempo). Al Señor le plació y yo, todo lo que él me manda lo agarro y lo acepto. Lo bueno y lo no bueno, porque sus razones tiene para todo. Pero el orgullo es demasiado, para todos nosotros, la familia completa”.


💬Ver 0 comentarios