Lino Rivera exhibe orgullo el trofeo de campeones luego de guiar el martes a los Toros del Este al título invernal de la República Dominicana. (Suministrada)

“¡Estoy viviendo un sueño¡. Esto ha sido espectacular”.

Esta fue la forma que el boricua Lino Rivera tuvo para describir los momentos que está viviendo luego de que sus Toros del Este capturaran el título en la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana al vencer en ocho juegos a los Tigres del Licey en la final.

Rivera, quien consiguió su segunda corona en LIDOM, conversó vía telefónica desde La Romana luego de una intensa celebración que culminó alrededor de las cinco de la madrugada.

“Wao! Esta ha sido una temporada de ensueño. No en lo personal sino como franquicia. Ganamos 51 juegos en la temporada -récord en la liga-. Hicimos las cosas bien desde el principio. Ganamos cómodos la temporada regular, los playoffs y la final. Este fue un equipo especial. Se me hizo fácil dirigir este equipo”, agregó el riopedrense.

“Dominicana es especial para mí. Este país me ha dado siempre trabajo. Es una liga difícil para dirigir”.

Rivera, quien en la temporada del 2017-2018 guió a las Aguilas Cibaeñas el cetro nacional, admitió que su meta de ganar el título siempre estuvo reforzada con la idea de poder participar en la Serie del Caribe en su natal Puerto Rico.

“El campeonato siempre estuvo en mi mente, quería ser campeón. Siempre he querido poner a Puerto Rico en el mapa cuando trabajo”.

Ahora su sueño se cumplirá y en unos días estará viajando a la isla al frente de una novena representativa del vecino país.

Y Rivera, quien ha ganado tres títulos en Puerto Rico y uno en México, no lo piensa dos veces para asegurar que desea llevarse el trofeo en el venidero clásico caribeño.

“Yo quiero ganarla. Nunca he ganado una Serie del Caribe. Si la gano me puedo retirar. Y la vamos a ganar”, dijo con firmeza sobre el evento que comenzará este sábado.

El exlanzador profesional admitió que las emociones aflorarán con mucha intensidad cuando entre al terreno de juego del estadio Hiram Bithorn con un uniforme que no es el de su país en el evento caribeño. Pero aseguró que su enfoque será darle la corona al país que estará representando.

“Es difícil explicarlo. Me imagino ese Bithorn lleno. Sé como son nuestros fanáticos de apasionados. Estar en casa porque es mi casa. Es un sentimiento que tengo que vivirlo, pero ya puedo imaginarlo”.

Por último, Rivera quiso enviarle un mensaje a sus compatriotas.

“No se molesten después que me los gane”, concluyó riendo.


💬Ver 0 comentarios