El dirigente Carmelo Martínez elogió la labor del conjunto y el empeño que dieron en cada partido de la Serie del Caribe. (AP / Arnulfo Franco) (horizontal-x3)
El dirigente Carmelo Martínez elogió la labor del conjunto y el empeño que dieron en cada partido de la Serie del Caribe. (AP / Arnulfo Franco)

Ciudad de Panamá - Puerto Rico hizo todo lo posible para seguir con vida en la Serie del Caribe

Los Cangrejeros recuperaron el contacto con la pelota, fueron agresivos y robaron bases, tocaron la bola y el veterano abridor Fernando Cabrera rindió al máximo contra República Dominicana. Al final, su talón de Aquiles fue el relevo. 

Por segundo juego seguido, los relevistas boricuas fallaron en mantener la ventaja definitiva y la novena isleña quedó eliminada del torneo tras ganarlo en las últimas dos ediciones. Así las cosas, no podrán igualar la gesta de los Cangrejeros de 1953-55, única vez que Puerto Rico consiguió tres campeonatos corridos en la Pequeña Serie Mundial Caribeña. 

 “Traté de forzar el juego temprano. Los muchachos hicieron el trabajo, pero el pitcheo nos falló en las últimas dos entradas. Hicieron un esfuerzo bueno, pero tanto el equipo de Dominicana como Panamá no se han quitado. Creo que ha sido una buena serie, queremos terminar ganando. No me puedo quejar del trabajo de los muchachos”, expresó el dirigente de los Cangrejeros, Carmelo Martínez, después del encuentro. 

A Puerto Rico (0-3) le resta un partido el sábado frente a los Toros de Herrera, equipo anfitrión que logró una remontada impensable de cinco carreras el miércoles para darle a Puerto Rico una de sus peores derrotas en la Serie del Caribe, para terminar su participación en el Grupo B.

Revive las incidencias del partido:

Puerto Rico llegó a la octava entrada con ventaja de 4-3 sobre las Estrellas Orientales tras conectar 12 hits, total más alto que su producción ofensiva combinada en sus primeros dos desafíos (8). Además, hurtaron cuatro almohadillas. No obstante, la delantera no aumentó al dejar 14 corredores en circulación. 

Fernando Cruz volvió a lucir errático como relevista y permitió la carrera del empate. Nicholas Padilla entró al noveno episodio, pero fue castigado por la ofensiva dominicana para acabar el duelo. 

“Los invertí hoy para no ponerle presión a Fernando. Padilla, que tiene un buen repertorio, falló”, precisó Martínez. 

“Es otra experiencia dirigir aunos muchachos que estaban dando el 100 por ciento. El ánimo en el dugout era buenísimo, jugadores jóvenes. Fue una experiencia que me puede ayudar a mí como tantos a ellos”, resumió. 

Dominicana puede seguir con sus aspiraciones a la final de la Serie del Caribe si vence el viernes a Panamá. El sábado, los Cangrejeros pueden complicar el panorama si derrotan a los anfitriones. 

“Trataremos de eliminar a alguien”, expresó Martínez.


💬Ver 0 comentarios