(semisquare-x3)
Francisco Lindor está en duda para comenzar a jugar desde el partido inaugural debido a una lesión. (AP)

NOTA DEL EDITOR: Segundo  de seis análisis sobre las divisiones de las Mayores de cara a la temporadA 2019.

Los Indios de Cleveland han sido los galanes de la película en la División Central por las últimas tres temporadas, pero en el 2019 deberán sentir la presión de unos muy mejorados Mellizos de Minnesota.

El pitcheo de los Indios debe ser lo que a la postre inclinará la balance a su favor, pero el camino no será fácil para la novena que encabeza el boricua Francisco Lindor y el dominicano José Ramírez.

Lindor, uno de los jugadores más completos y carismáticos de las Mayores, es un signo de interrogación para el inicio de la temporada.

Los Indios y el  cagüeño están tomando las cosas con calma luego de lastimarse la pantorrilla derecha mientras entrenaba en la temporada muerta.

 La división debe transcurrir con unos Indios tratando de sacar provecho de su poderosa rotación abridora y unos Mellizos, que con las adiciones del toletero Nelson Cruz, Jonathan Schoop y Marwin González —unida a la ofensiva del boricua Eddie Rosario— deben ser peligrosos.

Los Mellizos, encabezados en la rotación por el boricua José Berríos, deben terminar con mejor marca que en el 2018 cuando concluyeron con 78-84.

El resto de los rivales  de la división deben ser meramente 

espectadores. No debe extrañar que nuevamente los Reales de Kansas City y los Medias Blancas de Chicago  pierdan 100 juegos o más.  Cleveland debe prevalecer, pero no pierda de vista a estos mejorados Mellizos.

Cleveland

Cuentan con una de las mejores rotaciones de la Liga Americana. Su ofensiva es respetable con individuos en su alineación como el boricua Francisco Lindor,  y los dominicanos José Ramírez,  y Carlos Santana. Están bien dirigidos por el experimentado Tito Francona. Entonces ¿qué le ha faltado a los Indios para  ganar una Serie Mundial? Es un misterio. Cleveland lleva tres títulos divisionales (Central) seguidos. Incluso en el 2016 llegó al Clásico de Otoño, pero cayó ante los Cachorros de Chicago. Sencillamente se han quedado sin gasolina. Este año parecen destinados a llevarse una vez más la división, pero tendrán que hacerlo sin contar con varias de sus más importante figuras. Perdieron dos importante piezas en el bullpen con la salida de Andrew Miller y del taponero Cody Allen. Aunque estos no tuvieron actuaciones consistentes en el 2018, sus brazos podrían hacerle falta a los Indios especialmente en la etapa final de la temporada. Brad Hand debe ser el llamado a servir de apagafuegos.  Cleveland debe prevalecer en la Central gracias a su ofensiva y a una rotación que mete miedo con Corey Kluber (20-7, 2.89), Carlos Carrasco (17-10, 3.38), Trevor Bauer (12-6, 2.21) y Mike Clevinger (13-8, 3.02), pero los Mellizos de Minnesota estarán al acecho.

Minnesota

La mejoría de los Mellizos para el 2019 es notable. Agregaron a su plantilla jugadores como Jonathan Schoop, Marwin González, Nelson Cruz, y C.J. Cron, quien viene de pegar 30 jonrones con los Rays de Tampa Bay. La alineación de los Mellizos luce respetable.  Tener en una misma alineación a Cron, Cruz, Schoop  y el boricua Eddie Rosario garantiza poder y producción de carreras. Con cada temporada, el  guayamés mejora en todas las facetas del juego. En el 2018 promedió .288 con  24 jonrones y 77 remolcadas. Minnesota tiene las municiones para competir ofensivamente con sus odiados enemigos Indios. Los Mellizos están a la espera de una gran temporada de Miguel Sanó. Es en el pitcheo donde los Mellizos tienen su signo de interrogación. José Berríos (12-11, 3.84) encabeza la rotación que también la integran Kyle Gibson (10-13, 3.62) y Jake Odorizzi (7-10, 4.49). Agregan al abridor  Martín Pérez y al relevista Blake Parker. El debutante Rocco Baldelli va a tener que echar mano a su bullpen que no luce del todo confiable. Blake Parker se hará cargo de cerrar los partidos.  Trevor May, Trevor Hildenberger, Taylor Rogers y Fernando Romero deben completar el grupo de relevo. Minnesota está muy mejorado y dará candela en la Central para tratar de destronar a los Indios.

Detroit

Los Tigres de Detroit vienen de perder 98 juegos  en cada una de las pasadas dos campañas. Coincide con el hecho de que el venezolano Miguel Cabrera vio afectada su participación por diversas razones de salud. Solo jugó 38 partidos y remolcó 22 carreras. En el 2017, Cabrera tampoco fue productivo con 60 remolcadas en 130 juegos. El veterano inicialista, al momento, está teniendo una actuación sobresaliente en los juegos de exhibición.  Para el 2019, Detroit no contará con los servicios del abridor Michael Fulmer, quien tendrá que ser sometido a la cirugía Tommy John. El pitcheo del equipo no asusta a nadie. El boricua Joe Jiménez volverá a tener un rol importante en el bullpen. Nick Castellanos (.298, 23 jonrones y 89 remolcadas) y  Jeimer Candelario (.224, 19 y 54)  deben ayudar en la ofensiva.  Pero será otra temporada larga para los Tigres.

Chicago

Vienen de perder 100 juegos en el 2018 y en el 2017 cayeron en 97 ocasiones. Los Medias Blancas apostaron  a sus veteranos hace algunos años y fallaron. En las últimas temporadas lo han hecho con el talento joven y han mordido el polvo de igual manera. No tienen una temporada ganadora desde el 2010. El 2019 no debe ser diferente. Adquirieron al  bateador cubano Yonder Alonso para que le haga segunda voz a su compatriota José Abreu. Los Medias Blancas siguen esperando por el despertar de Yoan Moncada, quien fue adquirido desde Boston a cambio de Chris Sale en el 2016. El cubano bateó el año pasado para .235 con 17 jonrones y 61 remolcadas, pero se ponchó 217 veces.  Nada prometedor o excitante debe brindar este equipo en la temporada que está por comenzar. Eso sí, no pierda de vista al prospectazo dominicano, Eloy Jiménez. 

Kansas City

Para los Reales de Kansas City,  el 2015 debe ser un recuerdo lejano. En esa temporada, los Reales lograron su primer título de Serie Mundial en 30 años. Pero han perdido 81, 82, y la friolera de 104 partidos en la pasadas tres temporadas, respectivamente. Los Reales han ido perdiendo poco a poco a todas aquellas figuras —que los llevaron a ganar el Clásico Otoñal— por la vía de la agencia libre. El 2019 no promete mucho. Para colmo de males el receptor Salvador Pérez, la última gran figura de la edición campeonil, perderá toda la temporada debido a una cirugía Tommy John. El boricua  “Machete” Maldonado lo reemplazará. Adalberto Mondesí debe ser la principal figura a observar. Billy Hamilton llega al equipo y, de seguro, causará furor por sus robos de bases. Por lo demás, no habrá muchas razones para ver jugar a los Reales. 


💬Ver 0 comentarios