El torpedero natural de Manatí presenció el Sorteo de Novatos de las Grandes Ligas desde la Carlos Beltrán Baseball Academy, rodeado por sus compañeros de equipo y miembros de su familia.

Los campeones de la Serie Mundial, Red Sox de Boston, seleccionaron en la madrugada del martes al campocorto puertorriqueño Matthew Lugo, en la segunda ronda del sorteo de novatos de las Grandes Ligas, en el turno global número 69.

El manatieño de 6'1" de estatura, es egresado de la Carlos Beltrán Baseball Academy, y es sobrino político del reconocido exjugador de las Mayores que brilló con los Royals de Kansas City, los Mets de Nueva York, los Cardinals de San Luis, los Yankees de Nueva York y los Astros de Houston en dos etapas. Beltrán ganó un anillo de campeonato en su segunda participación con los Astros en el 2017, tras lo cual anunció su retiro.

Si Lugo opta por firmar con los Red Sox para convertirse en pelotero profesional, se desarrollaría en la misma organización con la que el dirigente puertorriqueño Alex Cora hizo historia el año pasado al llevar al equipo grande a la conquista de la Serie Mundial, luego de ser el primer técnico boricua en clasificar a su club a los playoffs y llevarlo hasta el Clásico de Otoño. Precisamente, Cora, quien también como jugador vistió el uniforme de Boston, retuiteó un tuit de la cuenta oficial del sorteo de novatos anunciando a Lugo como la selección de los Red Sox.

Las proyecciones ubicaban al torpedero como material para ser seleccionado en la importante ronda inicial. En su lugar, fue escogido en la segunda, que de todos modos se trata de una posición ventajosa dado a que debe recibir de todos modos una bonificación de cerca del millón de dólares. De acuerdo a la posición en que fue seleccionado por los Red Sox, se supone que el límite del bono es de $929,800.

Los jugadores de estas rondas iniciales, no solo de la primera, suelen recibir mucha atención de sus respectivas organizaciones para desarrollarlos y llevarlos hasta el momento de su debut en las Grandes Ligas, dependiendo de su talento y progreso por el sistema de liga menor. Un ejemplo reciente fue el del lanzador naguabeño Edwin Díaz, quien fue selección de tercera ronda en 2012 por los Mariners de Seattle, en el turno 98.

La última proyección del reconocido periodista Jonathan Mayo, de MLB.com, ubicaba al campocorto Lugo en el turno 33 como parte de la ronda de compensación. Pero otras lo colocaban como material de segunda ronda. De hecho, Draft Site pronosticó que sería la selección número 68, la que a la postre resultó la más certera sobre Lugo.

Lugo había anticipado antes del draft que tenía un acuerdo con la Universidad de Miami. Pero este tipo de acuerdo siempre está sujeto a la decisión que tome el jugador luego del draft, en términos de si decide firmar como profesional, o irse a estudiar y jugar béisbol colegial.

Lugo había señalado que de no ser reclamado en la primera ronda, se reuniría con su familia y allegados para determinar si continuaría adelante con sus planes de firmar o si acepta irse a estudiar a la Universidad de Miami. “Es algo que voy hablar con mi familia. La meta es firmar. Desde chiquito mi sueño es firmar en Grandes Ligas. Pero sería algo que decidiré con mi familia”, dijo a El Nuevo Día previo al sorteo.

“Mis expectativas son firmar. (Sobre el turno) Realmente yo no sé de eso. Ese no es mi trabajo, es el de los scouts”, agregó. “En lo que yo me concentro es en trabajar como lo estoy haciendo ahora mismo. Estoy en el 'cage'. Sé que tengo buenas habilidades, pero todo eso estará en los scouts”.

Lo que sí se cumplió la noche del lunes fue la proyección de que Lugo sería el primer jugador desarrollado en el patio que sería escogido en el sorteo de este año.

Lugo es sobrino directo de la esposa de Beltrán, Jessica Lugo.



💬Ver 0 comentarios