Los dos partidos de Puerto Rico ante los Toros del Este de República Dominicana fueron los de mayor asistencia en el Estadio Hiram Bithorn, con 19,120 aficionados el miércoles y 15,019 el jueves. (Juan Luis Martínez)

La firma promotora a cargo del montaje de la Serie de Caribe 2020 que concluyó el viernes con la conquista del campeonato de los Toros del Este de República Dominicana, se expresó satisfecha con el saldo final que tuvo el espectáculo de siete días de duración.

Incluso, aunque no se cumplieron las expectativas de MB Sports de rebasar los 125,000 aficionados de la Serie del Caribe 2015, los organizadores explicaron que el éxito del evento no solo se puede medir en términos de asistencia. La edición de este año alcanzó un total de 110,149 fanáticos.

El duelo de campeonato, en el que se impusieron los Toros del Este 9-3 sobre los Cardenales de Lara de Venezuela, atrajo a 12,460 seguidores del béisbol, la tercera mayor asistencia de toda la serie a pesar de que Puerto Rico quedó fuera de la final.

“Nosotros sabíamos que íbamos a sobrepasar los 100,000 fanáticos (en la Serie), obviamente dependiendo cómo nos fuera los primeros días con (el equipo de) Puerto Rico. No quisiera decir que no vino Cuba, pero obviamente con el cambio de Cuba por Colombia, ahí hubo como un ‘hold’”, dijo Anaymir “Tuti” Muñoz, vicepresidenta de MB Sports, refiriéndose al atractivo que siempre tienen los partidos contra los cubanos.

“Ahí a lo mejor creo que hubiéramos llegado a los 13 mil o 15 mil fanáticos. Pero el juego contra Colombia fue buenísimo en realidad. La competencia en el terreno ha estado bastante cerrada en toda la Serie”.

De los juegos que tuvieron los Cangrejeros de Santurce, representantes de Puerto Rico, el de menor asistencia fue contra Colombia, con 8,496 aficionados. Mientras, los dos con República Dominicana sobrepasaron los 19,000 y los 15,000 en noches consecutivas el miércoles y jueves.

“Estamos complacidos con la asistencia”, dijo Muñoz.

“No son los números nada más. Puedes tener los números y todo lo demás salir mal. Y sería un fracaso”, respondió cuando se le recordó que la expectativa inicial de su empresa era alcanzar los 130,000 aficionados en toda la serie. “En realidad todo lo demás tiene que salir bien y los números son un ‘plus’”.

Y según Muñoz, el comité organizador recibió nota de “A+” de parte de los delegados y directivos de las ligas de la región que el viernes en la mañana tuvieron su segunda y última asamblea ordinaria durante la Serie del Caribe.

“Creo que la asistencia fue constante, buena, y los auspiciadores estuvieron contentos. Los fanáticos sintieron que hubo buena vibra en el estadio. O sea que no es que haya estado vacío. También la exposición del evento afuera (de Puerto Rico) ha sido excelente”, agregó refiriéndose a la prensa internacional que viajó a la isla para dar cobertura al evento deportivo.

“En la asamblea (de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe), el comité orgnanizador tuvo el primer turno para dar un resumen de la asistencia, incidentes, y todo corrió superbién. Tuvimos mensajes de felicitación. Todo corrió a tiempo, en el transporte de las delegaciones, las comidas, los camerinos. Cada presidente de liga tiene un turno y recibimos elogios”.

Por su parte, el comisionado de la Confederación, licenciado Juan Francisco Puello Herrera, también pareció dar buena calificación a la organización aunque dijo que al principio tuvo sus dudas por el formato nuevo de tres juegos diarios. Dijo que el mismo podría estar bajo evaluación en la reunión ordinaria que se celebrará en Mazatlán el 22 de mayo.

"Yo diría que al principio tenía cierta aprensión con esta Serie porque era la primera vez que íbamos a jugar tres partidos diarios. Sin embargo lo que he declarado es que hemos tenido una presencia, primero en los partidos de las 10:00 a.m. Fíjate que digo presencia, no baja asistencia. Después los de las 2:30 una asistencia media, y en los de la noche muy buena asistencia", expresó Puello Herrera.

El promedio de asistentes a los partidos diurnos fue de 3,863, excluyendo el juego del pasado domingo, 2 de febrero, único en que Puerto Rico jugó de día y atrajo a 11,366 aficionados.


💬Ver 0 comentarios