Desde que irrumpió en las Grandes Ligas, Báez ha sido elogiado por su capacidad de ofrecer espectáculo. (AP Photo/Brynn Anderson) (semisquare-x3)
Desde que irrumpió en las Grandes Ligas, Báez ha sido elogiado por su capacidad de ofrecer espectáculo. (AP Photo/Brynn Anderson)

Si hay un apodo que le cae a la medida a un atleta puertorriqueño es el que se usa desde hace varias campañas para referirse al bayamonés Javy Báez: El Mago.

El campocorto de los Cubs de Chicago no cesa de asombrar a la fanaticada del béisbol y en los pasados años se ha convertido en uno de los jugadores más populares de Puerto Rico y Estados Unidos. Su capacidad atlética, espectacularidad en defensa y en el corrido de bases, así como sus batazos explosivos y la energía y alegría que desplega cuando se pone un uniforme de béisbol son contagiosos y difíciles de ignorar.

Luego de que en 2018 se consagrara como una de las estrellas jóvenes de las Grandes Ligas, tras liderar a los Cubs en algunas de las principales estadísticas ofensivas y finalizar segundo en la votación al Premio de Jugador Más Valioso, Báez ha tomado las cosas donde las dejó el año pasado y en lo que va de 2019 ha vuelto a ser la gran luminaria del equipo de la Liga Nacional.

El partido del martes entre los Cubs y los Dodgers de Los Ángeles proveyó un nuevo ejemplo de lo que el boricua es capaz de hacer sobre un diamante. Báez llegó al plato para enfrentar al abridor angelino Kenta Maeda quien, con conteo de 0-2, logró que el puertorriqueño bateara una débil roleta que el primera base David Freese atrapó sin problemas.

No obstante, Báez no se rindió en el corrido de bases y, justo antes de que Freese lo tocara para sacarlo de out, lo esquivó magistralmente para llegar quieto a primera base. Pese a las quejas del dirigente de los Dodgers, Dave Roberts, los árbitros determinaron que la movida fue legal, por lo que El Mago se apuntó otra impresionante jugada en lo que va de la temporada 2019 de las Mayores.

"Ese es Javy jugando en algún parque de Puerto Rico", expresó Maddon cuando se le preguntó por la jugada. "Eso es lo que me encanta de él. En su juego no hay miedo. Su juego es un juego y es capaz de ver cosas por adelantado y es audaz. Se puede ponchar tres o cuatro beces corridas y eso no va a impactar su quinto turno al bate".

A continuación, repasamos algunas de las jugadas más espectaculares de Javy, tanto con los Cubs como con el uniforme de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios