Los fanáticos de Puerto Rico Wilfredo López y Víctor Colón disfrutando de los partidos. (David Villafañe)

En medio de una racha de malas noticias en el ámbito deportivo desde inicios de año, la Serie del Caribe 2020 que comenzó el sábado en el estadio Hiram Bithorn se presenta como un oasis especialmente para la afición boricua del béisbol.

Tras la noticia que estremeció al mundo del béisbol en Grandes Ligas por la acusaciónen contra de los Astros de Houston por robo de señales con uso de tecnología, los dirigentes puertorriqueños Alex Cora y Carlos Beltrán se vieron forzados a abandonar sus respectivos puestos de mando en los Red Sox de Boston y los Mets de Nueva York.

Ambos fueron implicados en el esquema por el que se acusó a los Astros en su edición de 2017, cuando ganaron la Serie Mundial.

A esa noticia negativa, se sumó otra en el baloncesto con la trágica muerte del exbaloncelista Kobe Bryant el pasado domingo, cuando el helicóptero en que viajaba junto a su hija Gianna de 13 años, y otras siete personas, cayó en la ladera de una montaña en California durante un viaje a un partido de baloncesto juvenil.

Esto es como refrescarse de tantas noticias negativas, especialmente las que nos tocaron a nosotros los puertorriqueños”, comentó Ricardo Centeno, de Toa Alta, en el inicio del clásico.

“Fueron dos dirigentes que perdimos. Ahora estamos en el lado positivo, en esta serie, esperando que Puerto Rico haga un buen papel y ojalá salga campeón”, dijo Centeno.

Otros dos aficionados consultados por El Nuevo Día en el Bithorn se expresaron de igual modo. “Esta Serie del Caribe le da un giro positivo al deporte. Es como un resurgir porque enero fue un poco negativo para el béisbol boricua, por lo que pasó con Alex Cora y Carlos Beltrán por el robo de señales”, opinó Wilfredo López, de Aguas Buenas, y seguidor de los Cangrejeros de Santurce, representantes de Puerto Rico en este evento. “Pero a demostrar que el béisbol se juega de otra manera, que seguimos en pie y jugando buena pelota”.

López y su amigo Víctor Colón coincidieron en que el béisbol puertorriqueño ha vivido momentos de mucho brillo en los últimos años. En lo que respecta a las Grandes Ligas, está la selección de Carlos Correa en el primer turno global del sorteo de novatos de 2012, un hecho sin precedentes para Puerto Rico. Además, en el último lustro han emergido varios jugadores estrellas del patio como Francisco Lindor, Javier Báez, Eddie Rosario y el propio Correa.

Súmele los dos subcampeonatos que obtuvo Puerto Rico en el Clásico Mundial de Béisbol (2013 y 2017), y los títulos consecutivos de la Serie del Caribe en 2017 y 2018.

Pero esa buena racha de logros y momentos de lustre se vieron interrumpidos con el escándalo que sacudió a los Astros y también involucra a los Red Sox de 2018 por el mismo señalamiento de robo ilegal de señales.

Por esto, la afición local cree que se puede afectar la imagen de los coaches boricuas. “Esa confianza que ya le estaban dando a los coaches boricuas, especialmente para dirigir, ahora como que van a dudar un poco y van a ser más selectivos”, opinó López. “Puede que pase una racha larga sin que escojan a nadie. Pero material hay para exportar”, agregó López.

Para Colón es importante que en momentos como este la afición boricua se mantenga unida en apoyo a los suyos. “Somos unidos como puertorriqueños y nos unimos con el equipo”, dijo Colón, hablando en alusión a su apoyo a los Cangrejeros en esta serie.


💬Ver 0 comentarios