Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Mookie Betts, de los Dodgers, es felicitado por Kike Hernández tras marcar la primera carrera del partido.
Mookie Betts, de los Dodgers, es felicitado por Kike Hernández tras marcar la primera carrera del partido. (Tony Gutierrez)

Un comienzo caliente con los bates para los Dodgers de Los Ángeles les dio ventaja temprana en el encuentro, dándole espacio para respirar al abridor, Clayton Kershaw, y pese a las amenazas de su rival, los californianos se mantuvieron para obtener un triunfo en el quinto encuentro con marcador de 4-2 para tomar ventaja de 3-2 en la Serie Mundial y colocarse a un triunfo de su primer cetro desde 1988.

💬Ver comentarios