Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Alex Cora agregará otra página dorada a su impresionante resumé como dirigente al convertirse en el primer dirigente boricua en participar en el evento beisbolero. (AP / Tony Dejak)
Alex Cora agregará otra página dorada a su impresionante resumé como dirigente al convertirse en el primer dirigente boricua en participar en el evento beisbolero. (AP / Tony Dejak)

Alex Cora no tiene preparado un mensaje extenso para brindárselo a los componentes de la plantilla de la Liga Americana que participará en el Juego de Estrellas mañana en Cleveland.

Embargado por la emoción de dirigir en el tradicional partido, que aglutina parte de lo más granado del béisbol de las Mayores, Cora adelantó que le pedirá a sus jugadores que salgan al terreno a disfrutar y brindar un buen espectáculo.

“Mi mensaje será: ‘que se lo disfruten y que sepan que estarán dirigidos por un fanático del béisbol. Que los respeto y que disfrutemos lo más que se pueda. Es sumamente especial que ellos estén aquí”, dijo Cora vía telefónica a El Nuevo Día a su llegada el domingo a Cleveland.

“Que salgan y le demuestren a la gente lo divertido que es jugar en este nivel”.

Cora agregará otra página dorada a su impresionante resumé como dirigente al convertirse en el primer dirigente boricua en participar en el evento beisbolero.

El exjugador del cuadro obtuvo ese privilegio luego de guiar a los Red Sox de Boston al título de la Serie Mundial en el 2018.

“Como fanático del béisbol estar al frente de todos estos jugadores es increíble. Es un honor para mí y es grandioso estar aquí  también representando  a mí país ”.

En el 2018, Cora  se convirtió en el segundo nacido en Puerto Rico en dirigir en propiedad en las Mayores cuando fue reclutado por los Red Sox. Edwin Rodríguez fue el primero cuando lo hizo con los Marlins de Florida en el 2010.

Cora no quiso pasar por alto la satisfacción de poder contar con todo su cuerpo de entrenadores de Boston en el Juego de Estrellas.

La selección de éstos es un premio a la labor que rindieron en la increíble temporada que tuvieron los Red Sox en el 2018.

“Lo más importante y más gratificante para mí es el cuerpo de coaches. Muchas veces no se les da el reconocimiento que merecen y que ellosse puedan disfrutar esto es algo increíble”, agregó.

Además de contar con Tito Francona -dirigente de Cleveland- como parte del staff de coaches, Cora seleccionó a Andy Barkett, Craig Bjornson, Carlos Febles,  Tom Goodwin,  Tim Hyers,  Dana LeVangie, Ron Roenicke y el boricua  Ramon Vázquez, todos de los Red Sox.

“Estoy sumamente contento con ellos, pero obviamente yo me lo estoy disfrutando. Eso es lo más gratificante. Es una experiencia nueva para mí. Es mi primera vez. Ser parte de esto es increíble para que la familia lo disfrute”, recalcó. 

“En lo personal, que el cuerpo de coaches se lo disfrute es más gratificante que nada”.

Cora arribó a Cleveland el domingo en la noche luego de que sus Red Sox barrieron a los Tigers de Detroit.

Rodeado de amigos

En Cleveland, Cora tuvo la oportunidad de compartir con varios exjugadores puertorriqueños que viajaron para disfrutar de las festividades del Juego de Estrellas.

Presentes estuvieron, entre otros, Roberto Alomar, José Vidro, Cheíto Cruz y Javier Vázquez.

“Esa gente son especial para mí. El apoyo que ellos me dan lo hacen más especial. Todos son mis hermanos. Algunos de mi edad y otros más mayores. Sé lo orgullosos que están de que pueda dirigir la escuadra de nosotros”, compartió. 

El Juego de Estrellas contará, además, con la presencia de los puertorriqueños Javier Báez, quien abrirá en el siore y estará como segundo bate por la Liga Nacional; y con el también campocorto Francisco Lindor y lanzador José Orlando Berríos, reservas de la Liga Americana.

El Juego de Estrellas se celebrará en el Progressive Field de Cleveland e iniciará a las 7:30 de la noche en transmisión por Wapa Deportes.