Los coaches de los Nationals de Washington exhibiendo todos el 21 al dorso de sus uniformes, durante los actos protocolares previo al juego contra los Marlins de Miami en el Día de Roberto Clemente.
Los coaches de los Nationals de Washington exhibiendo todos el 21 al dorso de sus uniformes, durante los actos protocolares previo al juego contra los Marlins de Miami en el Día de Roberto Clemente. (Alex Brandon)

Alex Cora, dirigente de los Red Sox de Boston, se quitó el suéter de manga larga que siempre lleva, para dejar ver esta vez el número 21 en el dorsal de su uniforme. Su compatriota Kike Hernández también lució el mismo número, y bajo su gorra llevaba un pañuelo amarrado sobre su frente con los colores de la bandera de Puerto Rico.

En Toronto Bo Bichette fue presentado previo al juego como nominado de su equipo de los Blue Jays para el Premio Roberto Clemente de 2021, y más tarde sacudió un cuadrangular que le permitió exhibir igualmente el número 21 a lo largo de su recorrido por las bases.

Esa fue solo una muestra temprano en la tarde de este miércoles, de cómo se está celebrando el Día de Roberto Clemente en todo el béisbol de Grandes Ligas.

Cerca de la noche se espera que los Pirates de Pittsburgh, equipo en el que brilló por 18 temporadas antes de su trágica muerte el astro boricua, le rindan homenaje con varios actos protocolares para celebrar la importante efeméride, que a partir de este año según anunció el martes MLB, se celebrará todos los años el mismo día, 15 de septiembre.

“Es un día especial para todo el mundo y no solo para nosotros los puertorriqueños. Clemente significa mucho más que solo para nuestra comunidad, nuestra raza. La manera que se condujo a sí mismo, dentro y fuera del terreno, fue muy impresionante. Vivió su vida con convicción, bien firme, y no tenía miedo de dejarle saber a todos de dónde era y a quienes representaba”, dijo Cora en una entrevista prejuego antes del enfrentamiento de los Red Sox y los Mariners en Seattle.

Cora, primer dirigente puertorriqueño en llevar a su equipo a una Serie Mundial y primero en ganar en ese escenario (2018), alabó también lo que ha hecho por mantener el legado de Clemente, la familia del primer latinoamericano en conectar 3,000 hits en Grandes Ligas y primero en ser exaltado al Salón de la Fama.

Este es el vigésimo año que en Grandes Ligas se celebra el Día de Roberto Clemente, y justo ahora es cuando parece comenzar a tomar una nueva fuerza ese legado, en parte con la ayuda con la nueva generación de peloteros, que al igual que este miércoles, el pasado año pudieron lucir por primera vez en la historia el número de Clemente todos juntos el mismo día.

Este año, no solo los peloteros puertorriqueños a lo largo de las Mayores estuvieron luciendo en sus uniformes el número 21 -ya fuera en el dorso o en un parche-, sino también dirigentes y coaches. Pero esta vez, también aquellos jugadores que fueron nominados para el premio Roberto Clemente, como fue el caso de Bichette, podían llevar el 21 en su dorsal, así como peloteros activos que han ganado en el pasado dicho galardón.

En Toronto, varios de los miembros de la plantilla expresaron su sentir sobre el legado de Clemente en un vídeo que luego fue difundido en las redes sociales, y entre otros habló el dirigente del equipo, el boricua Charlie Montoyo, quien resaltó que Clemente “jugó el béisbol de la manera correcta”, y el jardinero George Springer, quien mencionó sus raíces puertorriqueñas por vía materna.

“Toda la labor humanitaria que hizo, por todo el mundo, creo que es algo que todos estamos supuestos a hacer. Significa mucho (para mí) por el hecho de que mi mamá nació en Utuado”, djo Springer.

“Por supuesto que todos lo amamos por todo lo que hizo en el terreno de juego, pero fuera del terreno fue un gran ser humano tratando de ayudar al que pudiera”, añadió Montoyo”.

No va el cambio de nombre del puente

En Pittsburgh, segundo hogar de Clemente por 18 temporadas, y a cuyos Piratas ayudó a ganar las Series Mundiales de 1960 y 1971, la organización también rindió su homenaje.

En la mañana, según contó Luis Roberto Clemente, uno de los hijos del astro boricua, el equipo de los Pirates estuvo en una comunidad de la ciudad donde ayudó a reacondicionar dos parques, uno de béisbol y otro de sóftbol.

“Luego recibimos la llave de la ciudad, presentada por el alcalde Bill Peduto. El alcalde fue uno de esos niños que jugaba contra nosotros en las ligas de verano en Pittsburgh, y es un gran amigo de la familia”, dijo Luis Roberto.

Este también informó que el homenaje que él anunció a principios de mes, que se suponía realizaría la ciudad renombrando el puente que conecta con el PNC Park, no fue posible porque aunque fue una idea con la que estaban entusiasmados los funcionarios, conlleva un protocolo extenso para el que hay que consultar con el gobierno federal. La idea era que el puente que lleva el nombre de su padre, Roberto Clemente, se rebautizara para incluir también el de su fenecida madre, Vera Zabala, principal responsable de perpetuar el legado del otrora patrullero.

💬Ver comentarios