Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El puertorriqueño Kiké Hernández, de los Red Sox de Boston, bateó de 6-5 con un jonrón, tres dobletes y tres carreras empujadas.
El puertorriqueño Kiké Hernández, de los Red Sox de Boston, bateó de 6-5 con un jonrón, tres dobletes y tres carreras empujadas. (Chris O'Meara)

Evitar que el pánico se apoderara de ellos. Fue la actitud que evitó que los jugadores de los Red Sox cayeran en un hoyo el viernes en el Tropicana Field cuando se vieron atrás. No hicieron faltas discursos de motivación del dirigente puertorriqueño Alex Cora. Evidentemente ellos mismos respondieron con una emoción contraria al miedo.

💬Ver comentarios