Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

José de León ha lanzado 51.2 entradas, de las 140 proyectadas para este año, por lo que cree que podrá lanzar con los Criollos de Caguas en el invierno.
José de León ha lanzado 51.2 entradas, de las 140 proyectadas para este año, por lo que cree que podrá lanzar con los Criollos de Caguas en el invierno. (David Villafañe Ramos)

Desde que se convirtió repentinamente, de un año a otro, en una promesa de su organización de Los Ángeles, el nombre del lanzador boricua de liga menor José de León ha estado siempre presente en potenciales transacciones durante las últimas tres temporadas.

Y si algo ha quedado demostrado es que los Dodgers tienen  serios planes con el efectivo tirador derecho que cumplirá este domingo sus 24 años y parece estar a las puertas de su ascenso a las Grandes Ligas. “La verdad que los equipos casi nunca hablan de eso (si van a promover a un jugador), especialmente los Dodgers, que tienen un sistema bien diferente a los demás equipos. No he escuchado nada, pero hay que seguir enfocado”, dijo De León a El Nuevo Día.

“Claro, uno está todos los días pensando en eso. El que diga que no piensa en eso, es imposible. Cuando uno lo vive, es bien difícil no pensar en eso”.

De León, del 2014 al presente, siempre fue mencionado en posibles transacciones al aproximarse la fecha límite para cambios. Transacciones mediante las cuales los Dodgers se hubieran hecho de los servicios de lanzadores de primer orden, y quién sabe si hubieran llegado más lejos en la postemporada.

Por ejemplo, pudieron haber adquirido en el 2014, desde Tampa Bay, al as zurdo David Price, ganador del premio Cy Young en el 2012. Los Dodgers terminaron eliminándose 3-1 en la primera ronda de los playoffs, en las series divisionales ante San Luis, después de haber terminado primeros en el Oeste con seis partidos de ventaja.

En el 2015, cuando De León fue mencionado de nuevo en rumores de cambio, los Dodgers pudieron haber obtenido al también zurdo Cole Hamels, entonces con los Filis de Filadelfia. Hamels tenía récord negativo a finales de julio (6-7), pero al ser canjeado a Texas, tuvo 6-1 con los Vigilantes. De seguro hubiera ayudado a Los Ángeles, que llegó primero nuevamente en el oeste de la Nacional con ocho juegos de ventaja, pero se eliminó otra vez en las series divisionales, 3-2 ante los Mets.

Y este año, previo a la fecha límite del 1 de agosto para hacer transacciones de jugadores sin tener que ir a waivers, De León era interesado al menos por otro par de equipos según los rumores de cambios, que le hubieran dado a los Dodgers al menos un abridor de primer nivel como Chris Archer (Tampa Bay) o Chris Sale (Medias Blancas). En el caso de Sale, los Dodgers hubieran obtenido a un zurdo dominante con registro de 14-4 y 3.17 de efectividad antes del 1 de agosto. Sobre todo, tras la baja por lesión del tres veces ganador del Cy Young, el zurdo Clayton Kershaw, una figura como Sale hubiera sido el seguro de vida que necesitan.

Pero en ninguna de las tres ocasiones la organización quiso desprenderse de su prometedor tirador boricua. Y ahora que De León se encuentra en Triple A, suena con más fuerza para ser promovido a las Mayores este mismo año, cuando se suman otros factores como las múltiples bajas por lesión en el cuerpo de lanzadores de los Dodgers, que ya han usado 12 abridores en esta campaña.

Rotación diezmada

Los únicos dos lanzadores de la rotación que inició la temporada que no han ido a la lista de lesionados son Kenta Maeda (22 aperturas)  y Scott Kazmir (21 aperturas). Kershaw, quien  en el mejor de los escenarios estará fuera hasta finales de este mes, ha iniciado 16 partidos. Luego de esos tres, ningún otro lanzador  de la novena ha iniciado más de 10 juegos.

“Siempre se escucha (los rumores) y la realidad es que es interesante cuando el nombre de uno está rondando por ahí en esos rumores. Pero uno no puede volverse loco con eso, sino concentrarse en lo que uno puede controlar, que es pitcheando. Pero la realidad es que cuando uno es prospecto, y está en rumores de cambio, siempre es una situación de ganar”, analizó De León. “Porque si te cambian”, prosiguió con sus análisis, “es porque el otro equipo te quiere y está dando a un lanzador establecido ya en Grandes Ligas. Y si no se da, como ha sido el caso conmigo, es que los Dodgers tienen planes”.

De seis pies y dos pulgadas de estatura, el panorama con De León en el 2013, cuando firmó como profesional, era muy distinto. Tras ser escogido en la ronda 24 del sorteo de novatos, no eran muchas las expectativas que tenía. “Yo jamás pensé, cuando firmé, que jugaría en Grandes Ligas. Lo veía demasiado lejos. Y al contrario, ha sido rápido para mí, porque ya en tres años estoy en Triple A”, respondió cuando se le preguntó si por el hecho de ser un jugador que entró al draft saliendo de universidad, consideraba que su desarrollo  se había prolongado.

“Regularmente, jugadores de rondas tan lejos como la 24, están todos botados (fuera) para este momento. Yo estoy bien agradecido por el trabajo que hemos hecho, porque Dios me ha dado esa bendición, y porque los Dodgers tuvieran esa paciencia”, añadió.

Si bien su primer año en la Clase Rookie no fue halagador, con récord perdedor de 3-5 y 6.96 de efectividad, las cosas cambiaron en 2014 y comenzó a abrir los ojos de los Dodgers y de otras organizaciones.

En cuatro temporadas en las menores acumula registro de 20-13 con 3.65 de efectividad, pero si se toman en cuenta solo sus números de los tres años en que su nombre ha estado sonando en el mercado de cambios, su marca ha sido de 17-8 con 2.93 de ERA en 243 entradas. Son números equivalentes a una temporada completa en Grandes Ligas. Pero su cifra de ponches en ese mismo lapso es ridículamente por encima del nivel, con 348 y solo 76 bases por bolas.

Esos números, sumados a la paciencia de los Dodgers al rechazar potenciales cambios para retener a De León, junto con el factor de las lesiones, podrían augurar un pronto ascenso del isabelino. Otro factor, es que por la regla de años de servicio, la novena está obligada este año a protegerlo en el roster de 40.