El agente Luis A. Marrero Díaz fue pelotero de la Doble A para cinco franquicias durante 10 años. (Suministrada)

Luis A. Marrero Díaz, el oficial estatal que falleció el lunes durante una persecución en Isla Verde, fue un veterano lanzador en el Béisbol Doble A y el presidente de la Federación de Béisbol de Puerto Rico lamentó su deceso.

Marrero Díaz fue lanzador por 10 años (1999-2009) en la Doble A para los equipos de Vega Alta, Comerío, Cidra, Vega Baja y Manatí, detalló el oficial de prensa de la liga.

Marrero también vio acción en la liga Coliceba con el equipo de Toa Alta.

El actual presidente de la Federación, José Quiles, lamentó la muerte del exjugador.

“Es lamentable. Un ciudadano de bien tratando de defender la seguridad del pueblo. Es lamentable”, dijo el también exapoderado de la Doble A a este medio.

Marrero Díaz estaba adscrito a la Unidad Turística de Isla Verde. Otros dos policías municipales de Carolina también fallecieron en la persecución ocurrida en ese municipio. El gobernador Pedro Pierluisi decretó tres días de duelo y la Policía de Puerto Rico investiga el crimen para atrapar a los responsables.

De las 10 temporadas que Marrero Díaz jugó en la pelota Doble A, tres de esas fueron para el equipo de Vega Baja, cuyo exapoderado Héctor ’Tito’ Cordero lo recordó tanto en su faceta como policía como de jugador con el Melao Melao.

Marrero Díaz jugó en Vega Baja para el reconocido dirigente manatieño Gilberto ’Gilo’ Avilés.

“Fue una excelente persona. Daba ejemplo, tanto dentro como fuera del parque. Puedo dar fe de eso”, dijo Cordero. “Fue una persona bien dedicada a su profesión; siempre estaba hablando de su profesión. Hemos perdido a una persona servicial, deportista. Se siente la pérdida de verdad”, lamentó Cordero.

Marrero Díaz fue un lanzador derecho que fungía mayormente como relevista.

“Fue un lanzador de coraje, dedicado a lo que hacía. Cuando se trepaba a la loma venía a ganar. No importaba que el equipo le hiciera errores, seguía con su ruta ganadora. Siempre estaba dispuesto a lanzar en situaciones difíciles. Así se lo decía a Gilo”, describió Cordero.

Lanzó tres temporadas para Vega Baja, del 2005 al 2007. Fue el equipo para el que más acción vio en la Doble A. Su mejor temporada fue la del 2006, en la que tuvo efectividad de 2.60 (de 14 carreras que le hicieron, cinco fueron limpias) en 10 juegos y 18 entradas completadas. Tuvo marca de 1-0 y ponchó a 14.

Posteriormente, Marrero Díaz jugó para los Atenienses de Manatí, con los que concluyó su carrera en el 2009. Debutó en el 1999 con los Maceteros de Vega Alta.

Tuvo marca de por vida de 6-2 y nueve juegos salvados. Vio acción en 68 juegos para cinco equipos. Completó 82 entradas y tuvo efectividad de 4.70.