Major League Baseball dijo el domingo que investigaría el incidente en que el gerente general de los Nacionales de Washington, Mike Rizzo, en la foto, fue expulsado de un partido en Atlanta por gritarle a los árbitros. (Archivo / AP)

El gerente general de los Washington Nationals, Mike Rizzo, fue expulsado el domingo por gritarles a los árbitros desde una suite de lujo en Atlanta, y el jefe de árbitros, Joe West, dijo: “ya es suficiente”.

“No le aceptaría eso a un jugador. No se lo aceptaría a un dirigente”, dijo West a The Associated Press. “Si fuera Donald Trump, también lo expulsaría. Pero aún así votaría por él”.

West, de 67 años, y quien está en camino de establecer un récord en la mayor cifra de juegos arbitrados en la historia de las Grandes Ligas el próximo año, dijo que el equipo de árbitros le dijo a la oficina del comisionado el viernes que Rizzo le estaba gritando a los árbitros desde el principio de la serie entre Nacionales y Bravos.

“Le informamos a la oficina que si el asunto continuaba lo detendríamos”, dijo West. “Y lo hicimos”.

El último incidente ocurrió cuando los sotaneros Nacionales batearon en la séptima entrada, perdiendo por seis carreras ante Atlanta, líder del Este de la Liga Nacional, en un juego que los campeones defensores de la Serie Mundial finalmente perdieron 10-3.

Luego de que Chris Martin le hizo un lanzamiento a Eric Thames con dos outs, el árbitro Hunter Wendelstedt se apartó del plato, se volvió hacia las gradas y gritó “estás fuera” mientras levantaba el pulgar.

Rizzo estaba parado fuera de la suite, muy por encima del plato en Truist Park, sin máscarilla y gritando hacia el terreno de juego.

“Decía, ‘eres brutal’ y otras cosas”, dijo West. “Estamos en una situación de pandemia, y se puede escuchar todo”.

Sin público en el estadio debido al coronavirus, se pudo escuchar a alguien en el campo diciendo: “llame a seguridad”. West luego caminó hasta el dugout de los Bravos para usar un teléfono.

El primera base de los Bravos, Freddie Freeman, dijo que escuchó a alguien gritar antes de que Wendlestedt reaccionara.

“Creo que también escuché a alguien gritar hace un par de días”, dijo Freeman, y agregó: “no hay fanáticos en las gradas, así que tenemos que evitar los gritos”.

El dirigente de los Nacionales, Dave Martínez, dijo que “alguien gritó” pero no proveyó más detalles.

“Hablé brevemente con Hunter”, dijo Martínez. “Dijo que queremos ver qué podemos hacer para sacar a cierto tipo”.

Major League Baseball dijo que había iniciado una investigación.

“Ya hemos estado en comunicación con los Nacionales con respecto a lo que sucedió durante el juego de hoy, y hablaremos con el equipo de árbitros”, dijo MLB en un comunicado. “Esperamos que el equipo de Joe West proporcione una descripción completa de su perspectiva, y le daremos seguimiento al asunto”.

La expulsión se produjo un día después de que los Nacionales anunciaran una extensión de contrato por varios años para Rizzo, de 59 años, quien también es el presidente de operaciones de béisbol del equipo.

Washington ha tenido problemas esta temporada y tiene marca de 14-25. El Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, Stephen Strasburg, fue expulsado recientemente por gritarle a los árbitros desde las gradas mientras los Nacionales jugaban contra los Mets en Nueva York.

Rizzo ha sido criticado por los árbitros en el pasado, sobre todo en el Citi Field en 2016 después de una derrota ante los Mets. Rizzo y el árbitro Jim Joyce tuvieron que ser separados mientras discutían en un pasillo donde se encuentran los vestidores de los equipos y árbitros.