El boricua Lino Rivera viene de ganar la Serie del Caribe en el estadio Hiram Bithorn con los Toros del Este de República Dominicana. (Tonito Zayas)
El boricua Lino Rivera viene de ganar la Serie del Caribe en el estadio Hiram Bithorn con los Toros del Este de República Dominicana. (Tonito Zayas)

El cotizado dirigente boricua, Lino Rivera, está deseoso de defender la corona de los Toros del Este en el torneo de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana  (LIDOM).

Y la noticia brindada hace unas semanas por el organismo liguero del vecino país sobre la planificación de arrancar su torneo a finales de octubre, lo llenó aún más de entusiasmo.

Pero el exitoso mánager riopedrense es realista y sabe que las cosas hay que tomarlas con mucha cautela ante la crisis que vive el planeta por el COVID-19.

Las ligas invernales de béisbol apuestan a que para las fechas de octubre y noviembre esta emergencia del coronavirus debe estar más controlada y así poder celebrar sus torneos con público. 

“Ellos están trabajando para esa fecha (30 de octubre). Lo que tengo entendido es que cómo vaya la situación (van a tomar decisiones finales). Puede ser que la fecha de empezar la temporada la muevan para más adelante. Ellos están muy positivos en jugar”, dijo el dirigente boricua, quien guió a los Toros a una temporada de ensueño en  2019-2020.

“Más aún cuando en Estados Unidos parece que las cosas se están poniendo cada vez más difícil en cuanto a salud se refiere. Estoy de acuerdo a que se preparen por si esto se arregla. Pero si eventualmente la cosa sigue difícil donde esta situación no siga mejorando, pues que se tomen medidas”, agregó a El Nuevo Día.

Rivera, quien guió además a la República Dominicana al cetro de la Serie del Caribe que se celebró en San Juan, se  mostró optimista de que finalmente se pueda jugar béisbol invernal.

Pero también opinó que si las situación de la pandemia no ha mejorado lo suficiente, ponderaría la posibilidad de quedarse en casa.

“Los próximos meses van a ser importantes en todo esto. Creo que ellos (LIDOM) lo están haciendo bien. Pero ahora si uno cree que el virus todavía está latente, que la vida de uno va a estar en riesgo yo lo analizo. Desde el principio lo he tomado muy en serio. Mas adelante, si el riesgo es mayor yo no me voy a arriesgar”, dijo el dirigente, de 54 años.

“Sabemos que el trabajo es importante, pero la salud es primero. Yo espero que de aquí a allá esté más claro el panorama y ver los eventos que se hayan dado antes”, dijo el exlanzador.

Rivera indicó que en la liga dominicana hay un gran entusiasmo por celebrar su torneo y por ahora prefieren que el mismo se haga con fanáticos en las gradas.

“Lo que he hablado con mis directivos es que la liga (LIDOM) quiere jugar. Ellos no quieren que sea a puertas cerradas. Quieren que sea a puertas abiertas. Pero todo esto va a ser a cómo se vaya dando la situación. Ellos piensan que de aquí a allá esto debe haber mejorado y se haya encontrado una solución. Por la falta de béisbol, la liga para muchos jugadores en el invierno va a ser atractiva. Sería la que le estaría abriendo las puertas a estos peloteros”, dijo el puertorriqueño en referencia a la ausencia de campaña en las Ligas Menores en el béisbol organizado.