Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Mariano Rivera realizó el lanzamiento de honor en la jornada inaugural de la Serie del Caribe que se celebra en su natal Panamá. (AP / Arnulfo Franco)
Mariano Rivera realizó el lanzamiento de honor en la jornada inaugural de la Serie del Caribe que se celebra en su natal Panamá. (AP / Arnulfo Franco)

Ciudad de Panamá - El bateador más difícil que enfrentó Mariano Rivera en su ilustre carrera en las Grandes Ligas es uno de los peloteros que lo acompañará en julio a Cooperstown para ingresar al Salón de la Fama del béisbol.

El ex cerrador panameño de los Yankees de Nueva York volvió a tener palabras de elogio para el puertorriqueño Edgar Martínez durante una conferencia de prensa en su país natal luego de ser seleccionado unánimemente para entrar al panteón de los inmortales. 

Rivera no titubeó en mencionar a Martínez como su mayor reto en el montículo cuando el presidente de la Confederación Profesional de Béisbol del Caribe, Juan Francisco Puello, le hizo la pregunta. 

“Cuando nos presentaron en Nueva York yo le dije a la prensa ‘gracias a Dios que yo pude ser esa persona para Edgar para que finalmente entrara al Salón de la Fama’. Luego le dije a Edgar que me debe una cena”, expresó Rivera previo a realizar el lanzamiento de honor en la inauguración de la Serie del Caribe en el Estadio Nacional Rod Carew. 

Considerado el mejor bateador designado de todos los tiempos en las Grandes Ligas, Martínez tuvo promedio de .579 contra Rivera, el líder de salvados de las Mayores de todos los tiempos, en 23 turnos, incluyendo tres en la postemporada. 

“Para mí Edgar en mi carrera fue bastante difícil sacarlo fuera. Así es el béisbol, unos bateadores son difíciles, otros no lo son. Estoy muy contento de que lo haya logrado a pesar de que no me fue bien contra él”, expresó. 

Martínez, quien jugó 18 temporadas con los Marineros de Seattle y acumuló promedio de bateo de por vida de .312, logró más del 75 por ciento de los votos de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica después de una espera de una década. Rivera, por su parte, lo logró en su primer año en la paleta de forma unánime, primera vez en la historia del Salón de la Fama. 

Junto con Rivera y Martínez, serán exaltados como parte de la clase 2019 el exlanzador Mike Mussina y el fallecido iniciador Roy Halladay.