Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El receptor  Joshuan A. Sandoval Sánchez,  y los lanzadores  Andrés Castro Portillo  e  Israel Alers Maldonado,  de los Thunder de Cataño, son algunos de los jugadores seleccionados por la Asociación de Escuchas de Grandes Ligas de Puerto Rico para formar parte del equipo de la Liga Palomino en el Torneo de Excelencia Víctor Pellot 2015.

Desde el miércoles, 29 de abril hasta el sábado, 2 de mayo se celebrará el certamen en el Estadio Ydelfonso Solá Morales de Caguas, como antesala al sorteo de novatos de las Grandes Ligas.

Como todos los años, habrá evaluadores de talento de todas las organizaciones que componen las Mayores.

El torneo, en su 20 aniversario, se le dedica a Junior Román, miembro de la Asociación de Escuchas  y quien lleva toda una vida en estas lides.

También participarán conjuntos representantes de las ligas RBI, Coliceba, CABA, Puerto Rico High School Baseball Academy (PRHSBA), Big League y Connie Mack.

“Me estoy preparando mental y físicamente porque sé que van a haber muchos scouts que van a estar pendientes al juego. Hay un poco de presión y nervios, pero yo como persona me siento preparado porque he trabajado para esta oportunidad. Sé que puedo dar lo mejor para que algún scout se fije en mí”, reveló Sandoval.

Entre las expectativas del receptor de 6’3, se encuentran lucir bien en el torneo para tener posibilidades de ser escogido en el sorteo de novatos y firmar con algún equipo profesional.

Aunque, de no ser elegido, ya tiene un compromiso formal con Florida SouthWestern State College en Fort Myers, para cursar sus primeros dos años de universidad tan pronto se gradúe este año de la Carlos Beltrán Baseball Academy. 

Sandoval comenzó en Manatí jugando pequeñas ligas, donde, con la ayuda de varios instructores, logró desarrollar su talento. Años después decidió experimentar nuevos equipos y ligas hasta terminar con su novena actual en Cataño, con el que dijo sentirse como en familia.

Preferencia definida  

Castro, por su parte, no solo sueña con ser escogido en el draft, sino que, no oculta que le gustaría jugar como profesional para los Rockies de Colorado o los Marineros de Seattle. De no concretarse este año su firma, ya tiene como plan B jugar colegial para intentar ser seleccionado el próximo año en el sorteo.

El lanzador de 5’ 10” se graduará este año del Colegio Génesis de Esperanza. Aún no ha recibido ninguna oferta para jugar colegial, pero admitió que le gustaría participar para la Universidad de Ohio State. 

“Estoy entrenando todos los días para dar lo mejor de mí e impresionar”, manifestó el joven sobre su preparación para el torneo.

Castro comenzó a jugar en Cataño desde los tres años. A los siete años se fue para Bayamón a desarrollar su talento, y luego de varios años regresó a Cataño.

Por su parte, Alers está trabajando duro todos los días, yendo a la pista y al gimnasio, y comiendo saludable.

 “Mis planes son ir al Torneo de Excelencia, que un scout me vea y ser firmado pro o si tengo la oportunidad, ser becado”, compartió el lanzador de 6’3, quien lleva desde los nueve años jugando en Cataño.

 Hasta el momento, Alers, que se graduó el año pasado de la Escuela Francisco Oller, no ha recibido ninguna oferta para jugar colegial.

 Algunos de los jugadores que han logrado llegar a las Grandes Ligas tras ser vistos en el Torneo de Excelencia han sido Carlos Beltrán, Ángel Pagan, Luis Matos, Yadier Molina, Alexis Cintrón y Rubén Gotay, entre otros.