Isan Díaz, de los Marlins de Miami, fue uno de tres peloteros de distintos equipos que en un periodo de 24 horas optaron por abandonar la competencia por lo que resta de 2020. (Wilfredo Lee)

La salida este sábado de dos peloteros que optaron por no continuar jugando en 2020 debido al temor de contagio con coronavirus, hace pensar tanto a protagonistas del espectáculo deportivo como a periodistas, que la temporada de Grandes Ligas podría tener sus días contados.

Cuando menos, los brotes acontecidos en las filas de los Marlins de Miami y de los Cardinals de San Luis ya están complicando bastante el calendario de juegos, pues hasta hoy se han pospuesto 33 partidos como consecuencia directa del COVID-19.

Mientras, el propio comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, admitió que la campaña podría llegar a su fin, a menos que los jugadores comiencen a mostrar más disciplina respetando los protocolos para evitar contagios.

Lorenzo Cain, jugador ‘Todos Estrellas’ de los Brewers de Milwaukee, y el segunda base puertorriqueño Isan Díaz, de los Marlins de Miami, optaron este sábado por abandonar la competencia en medio de la situación. Un día antes, el lanzador derecho de los Orioles de Baltimore, Kohl Stewart, también eligió abandonar la competencia, citando una situación de riesgo para él por ser paciente de Diabetes Tipo-1, según informó en la página oficial de los Orioles.

“Solo diría que respeto y entiendo la decisión que tomó Isan, como lo entendería con cualquier jugador que optara por no participar. En cuanto a la temporada, definitivamente parece estar en peligro. No hay otra forma de decirlo”, dijo el conocido reportero de FOX y MLB Network. Ken Rosenthal, a El Nuevo Día.

Cain es un veterano pelotero de alto perfil que se suma ahora a otras estrellas que declinaron jugar incluso antes de que comenzara la campaña, como el lanzador zurdo de los Dodgers, David Price y el receptor de San Francisco, Buster Posey.

En total, según publicó el columnista de béisbol para el USA Today, Bob Nightengale, hoy aumentó a 18 la cifra de jugadores que decidieron no participar de la temporada, incluyendo los que lo anunciaron antes del día inaugural. Entre esos está el jardinero de Atlanta, Nick Markakis, quien, sin embargo, esta semana anunció que se reintegraba al equipo.

Por su parte, Isan Díaz es un prometedor jugador del cuadro que debutó en Grandes Ligas en las postrimerías de la campaña 2019.

“Esta ha sido una semana difícil viendo a tantos compañeros de equipo contagiados con este virus, y viendo cuán rápido esto se propaga. Luego de mucho análisis y pensarlo, he tomado la difícil decisión de salirme por lo que resta de la temporada 2020. Esta ha sido una decisión que he discutido con mi familia, y siento que es la mejor para mí y para mi bienestar en general”, escribió Díaz, de 24 años y oriundo de Bayamón, en su cuenta personal de Instagram.

“Voy a extrañar profundamente a mis compañeros y competir en el terreno de juego. Le deseo a mis hermanos lo mejor y espero el momento de poder entrar pronto al terreno de juego, de nuevo junto a ellos.

Isan Díaz / Jugador de los Marlins de Miami

Los partidos de los Marlins fueron suspendidos hasta el martes, luego de que se reportaran varios nuevos casos positivos al coronavirus esta semana, para elevar la cifra de peloteros infectados de Miami a 18. Los nombres no han sido revelados. A estos se suman dos contagios de personal del equipo. Los Marlins tienen programado regresar a la acción el martes contra los Orioles en Baltimore.

Desánimo en la matrícula de jugadores

“Había mucho desánimo y preocupación en algunos camerinos anoche (viernes), en torno a que este esfuerzo para jugar en 2020 pueda funcionar, dicen las fuentes. Esta noticia sobre las pruebas positivas adicionales de los Cardinals no ayudará”, escribió Buster Olney, analista de ESPN, en su cuenta de Twitter.

Los Phillies, que no tienen peloteros contagiados aunque se reportaron tres positivos de personal de apoyo, no han podido jugar desde que recibieron la visita de los Marlins y se enfrentaron por última vez el domingo, 26 de julio. Se espera que vuelvan a la acción el lunes contra los Yankees en Nueva York.

Manfred no se quita

“Estamos jugando. Los jugadores deben ser mejores, pero en general no me gusta renunciar, y no hay razón para hacerlo ahora”, dijo el sábado Manfred a ESPN.

Entre el jueves y viernes se reportaron seis contagios más, tres de ellos peloteros, en las filas de los Cardinals de San Luis, donde milita el receptor estrella puertorriqueño Yadier Molina. Se desconocen al momento los nombres de los contagiados. Los primeros dos partidos de la serie entre Milwaukee y San Luis fueron pospuestos, el viernes y el sábado. En total son ocho los equipos afectados directa o indirectamente por las suspensiones debido al COVID-19.

“Estamos tratando obviamente de asegurarnos internamente de que nos ocupemos de todos los protocolos”, dijo el dirigente de los Rangers de Texas, Chris Woodward al diario The Dallas Morning News. “Es crítico mantener esta cosa funcionando. Si otros cuatro o cinco equipos tienen un brote, simplemente no veo cómo podemos seguir jugando”.

Pero a todas luces Manfred está responsabilizando a algunos peloteros por los brotes, y así se lo dejó saber al líder del gremio, Tony Clark, en una reunión el viernes, según reportó el USA Today. Y los rumores no ayudan en la defensa de los jugadores. Ciertos o no, el expelotero Jerry Hairston, Jr. citó rumores denunciando la indisciplina tanto entre jugadores de los Marlins como de los Cardinals.

“¿Algunos Marlins van a un club y ahora se escucha que algunos Cardinals fueron a un casino? Eso no es seguir los protocolos. #MLB Los jugadores están furiosos porque otros 28 equipos han trabajado duro para seguir las pautas”, escribió en Twitter, Hairston, exjugador de los Dodgers.

Entretanto, el reportero puertorriqueño que cubre a diario los partidos de los Dodgers de Los Ángeles, Jorge Castillo, no cree todavía que la temporada esté en riesgo de cancelarse. “Yo creo que van a jugar y tratar de terminar, pero esto puede cambiar hoy”, dijo Castillo, del diario Los Angeles Times. “Los 30 dueños de equipos quieren llegar a los playoffs, porque es donde está el dinero. Esa es la meta, llegar a los playoffs para ganar algún dinero. Pero hoy Manfred dijo que los jugadores tienen que comportarse mejor”, dijo Castillo.