Los Marlins de Miami jugaron por última vez el domingo en Filadelfia. (Chris Szagola)

MIAMI.- Los Marlins de Miami fueron notificados el martes que cuatro peloteros adicionales dieron positivo por COVID-19, informó a The Associated Press una persona al tanto de la situación. La persona pidió no ser identificada debido a que los resultados de las pruebas no fueron divulgados públicamente.

Nueve peloteros del roster de 30 de los Marlins, dos jugadores del grupo rotativo y dos miembros del personal arrojaron positivo previamente, dejando varado al equipo en Filadelfia y provocando la posposición de cuatro juegos.

Ante este panorama, las Grandes Ligas decidió posponer todos los partidos de los Marlins hasta el domingo.

En comunicado difundido el martes, MLB dijo que quiere que los Marlins se enfoquen en la salud de sus peloteros y buscarían reanudar la actividad a inicio de la semana entrante.

Los Marlins siguen varados en Filadelfia, donde jugaron el fin de semana. Los juegos entre Phillies y Yankees, que debían disputarse hasta el jueves, fueron pospuestos para guardar “extrema precaución”, dijo MLB. Ningún jugador de los Filis ha dado positivo.

El brote de los Marlins ha generado dudas sobre si MLB podrá realizar una temporada fuera de una burbuja, algo que la NFL también evitó para su campaña.

Los Yankees iban a utilizar el mismo camerino del estadio de Filadelfia en el que los Marlins estuvieron el último fin de semana.

“Desde luego, no queremos que ningún pelotero se exponga (al virus). No es algo positivo”, dijo el comisionado Rob Manfred en una entrevista con MLB Network. “Pero no lo veo como una pesadilla... Creemos que podemos asegurar la salud de todos y seguir jugando”.

Los Marlins colocaron al infielder Garrett Cooper, al jardinero colombiano Harold Ramírez y al lanzador dominicano José Ureña en la lista de lesionados sin detallar el motivo. El equipo adquirió a Justin Shafer y Josh Smith, un par de lanzadores que Cincinnati había descartado, y lo más probable es que cubra las bajas con jugadores de reserva.

En tanto, los White Sox de Chicago recuperaron a su mánager justo antes de disputar su primer partido fuera de casa en esta extraña y abreviada temporada de las Grandes Ligas.

Rick Rentería se reintegró al equipo el martes tras pasar 24 horas aislado, una medida preventiva por haber amanecido el lunes con algunos síntomas de COVID-19.

Rentería llegó al estadio Progressive Field de Cleveland cuando faltaban 90 minutos para iniciar una doble cartelera ante los Indios.