Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Ileana Martínez del Valle publicó esta foto en Facebook, la cual fue tomada en una clínica que celebró Roberto Clemente en los días previos a morir. (Facebook)
Ileana Martínez del Valle publicó esta foto en Facebook, la cual fue tomada en una clínica que celebró Roberto Clemente en los días previos a morir. (Facebook)

Un día de diciembre de 1972, una pizpireta adolescente se acercó, a instancias de su madre,  al reconocido jugador de los Pirates de Pittsburgh, Roberto Clemente, para pedirle una fotografía durante una actividad de recaudación de fondos en un parque.

Fue un gesto usual de una fanática hacia Clemente, quien en ese entonces era la estrella deportiva más grande de Puerto Rico.

Sin embargo, esta foto tomada en un parque de San Juan, cobró notoriedad y se hizo viral la pasada semana cuando Ileana Martínez del Valle la compartió en su perfil de Facebook tras el fallecimiento de la viuda de Clemente, Vera Cristina Zabala, el pasado 16 de noviembre, y como un homenaje a su progenitora, Gracia Del Valle.

La particularidad de la fotografía a colores es que muestra a Clemente con una gran sonrisa, mientras posa al lado de Martínez del Valle, quien luce un uniforme de batutera. La misma fue tomada días antes de que Clemente perdiera la vida el 31 de diciembre de 1972 en un accidente aéreo mientras llevaba suministros hacia Nicaragua para paliar la devastación que sufrió ese país luego de un terremoto.

El avión en el que se encontraba Clemente se estrelló en las costas de Loíza poco después de despegar. El cuerpo de Clemente nunca fue encontrado. 

Desde que publicó la fotografía el 27 de noviembre, ha sido compartida en más de 3,500 ocasiones, ha recibido cerca de 800 comentarios y acumula más de 7,800 reacciones de los usuarios de la red social que han interactuado con la imagen. Martínez del Valle, quien a finales de la década de los 70 protagonizó la película “La Coquito” bajo las órdenes del director español Pedro Masó e hizo carrera como modelo, aún no puede creer el furor que ha causado un recuerdo tan preciado de su niñez.

“Esta es una foto que se hizo el fin de semana antes de la muerte de Roberto Clemente. Fue en una clínica que él hizo para recaudar fondos para las víctimas del terremoto (en Nicaragua)”, compartió la mujer en entrevista telefónica con El Nuevo Día.

Al momento de la foto, Martínez del Valle tenía 12 años de edad. 

“Como él siempre salía muy serio, mi mamá me dijo: ‘Ve donde él que quiero hacer una foto. Pero por favor, mira a ver si tú consigues que se ría’. Cuando fui donde él, le dije: ‘A que tú te vas a reír conmigo’. Eso le hizo mucha gracia, y se río. Ahí mi mamá tomó la foto”, rememoró la mujer.

Martínez del Valle contó que luego de la muerte del miembro del Salón de la Fama, su progenitora y ella decidieron llevarle una copia de la imagen a Vera Zabala. Ella recuerda que Zabala miró la imagen, le pasó la mano y dijo lo siguiente: “Con esa sonrisa tan linda que él tenía, y nunca se reía”.

Un hombre serio

Clemente siempre ha sido caracterizado como un hombre que sonreía muy poco en actividades públicas. Sin embargo, personas cercanas al pelotero han destacado su lado amable, particularmente con los niños y niñas. El que Clemente saliera con una amplia sonrisa posando para una foto ha despertado la curiosidad de muchos, incluidos historiadores que han contactado a la entrevistada para comprar la instantánea. Pero hay cosas que no las compra el dinero, como una imagen que está conectada al corazón.

“Según me han dicho, esta es la última foto en la que sale sonreído. Yo la puse porque me trae recuerdos de mi mamá (ya fallecida) y de ese momento. Además, me parece una foto hermosa”, puntualizó Martínez del Valle.

La mujer expuso que cuando se tomó la foto con Clemente no tenía del todo claro las aportaciones del jugador boricua dentro y fuera del béisbol. Eso es algo que ha aquilatado con el tiempo. Asimismo, aceptó que le ha asombrado la respuesta positiva de las personas al ver la instantánea.

Veo que tiene siete mil y pico de ‘likes’. Ha sido compartida más de tres mil y pico de veces. Me han ofrecido dinero por la foto para moverla en subastas. Los que me dicen eso piensan que esa es la última foto de él riéndose”, declaró.

“Me ha sorprendido que la gente la haya compartido tanto porque eso es un recuerdo que yo tengo de mi niñez. Yo jamás pensé que una foto mía tuviera tanta repercusión. Yo sé que no es por mí, sino por él. Esta situación me sorprende gratamente”,  precisó la retirada actriz.