En respuesta a los aplausos de sus compañeros en el dugout, Molina se quita el casco para agradecer el reconocimiento. (Jeff Roberson)

El receptor puertorriqueño Yadier Molina conectó dos indiscutibles en el encuentro del jueves de sus Cardinals de San Luis para convertirse en el duodécimo receptor en la historia, según Major League Baseball (MLB), que llega a tal cifra y en el sexto jugador de la franquicia que lo consigue.

Pero un análisis exhaustivo de este medio demuestra que el grupo en que Molina está ahora es aun más selecto y reducido.

Al final, los Cardinals dominaron 4-2 a los Milwaukee Brewers y se colocaron en la segunda posición de la División Central de la Nacional para iniciar el último fin de semana de la campaña regular.

Molina entró al encuentro con 1,998 hits y abrió el orden de los Cardinals pegando un difícil roletazo entre tercera y el siore que le permitió anotarse un infield hit.

Luego de poncharse en la tercera entrada y de pegar un fly a segunda en el quinto episodio, el doradeño conectó sencillo al central en la baja de la séptima para alcanzar la cifra que muchos entienden sería la que le podría asegurar su entrada al Salón de la Fama de Cooperstown.

De acuerdo a MLB, solamente otros 11 receptores han conseguido llegar a dicha cifra, y siete de ellos son integrantes del Salón de la Fama de Cooperstown. Pero este medio hizo un análisis de los nombres y encontró que algunos de ellos tuvieron una cantidad considerable de hits jugando otras posiciones que no fuera la receptoría, por lo que es impreciso decir que son 12 los catchers en la exclusiva lista.

Los 11 receptores previos que menciona MLB en la lista, en alcanzar o sobrepasar los 2,000 hits, fueron el boricua Iván Rodríguez (encabeza todos los catcher de la historia con 2,844), Ted Simmons, Carlton Fisk, Yogi Berra, Mike Piazza, Gary Carter, Johnny Bench, Jason Kendall, A.J. Pierzynski, Joe Torre y Joe Mauer.

Pero de esos, Torre y Mauer fueron jugadores para los que la receptoría no fue su posición primaria. Torre jugó más partidos como inicialista y antesalista que como catcher. De hecho, como receptor solo estuvo detrás del plato en 903 partidos, del total de 2,207 juegos en su carrera, para una 41%. Y Mauer jugó el 60 por ciento (921) de sus 1,526 encuentros en la receptoría, con el restante 40 por ciento actuando como bateador designado, inicialista y jardinero.

Y lo que es más, Torre no defendió el plato ni en un solo partido de sus últimas siete campañas, mientras que Mauer tampoco se puso los aperos de catcher en sus últimas cinco temporadas, salvo en un solo juego en su último año en 2018.

En la historia de los Cardinals, hay otros cinco peloteros de posición que han conseguido o pasado de 2,000 hits: Stan Musial, Lou Brock, Rogers Hornsby, Albert Pujols y Enos Slaughter. Excepto Pujols, quien aún está activo, todos son miembros del Salón de la Fama.