Edgar Berlanga (en la foto) enfrentará esta noche a Gregory Trenel en el Liacouras Center en Filadelfia en busca de extender su racha positiva. (Suministrada)

A Edgar Berlanga le gusta pegar “jonrones” en el boxeo. Y, hasta la fecha, el joven púgil la “ha sacado del parque” en sus primeras once salidas como profesional.

El neoyorquino de padre y madre puertorriqueña se perfila como una de las promesas de la casa promotora Top Rank al acumular marca invicta de 11-0 con 11 nocauts, todos en el primer asalto.

Berlanga, de 22 años, regresa al cuadrilátero esta noche en el Liacouras Center en Filadelfia en busca de extender su racha frente a Gregory Trenel (11-4-2, 3 nocauts) en las 160 libras.

Con una marca inmaculada, se puede decir que el apodado “The Chosen One” (El Elegido) entrará al duodécimo asalto de su corta carrera este fin de semana. Para Berlanga, despachar a sus oponentes de manera fugaz es una manera de llamar la atención de inmediato en el boxeo rentado.

Comienzas a crear una base de fanáticos, los medios te ven, y cobras atención más rápido. Más allá de eso, entrenamos para 12 asaltos. Es como en el béisbol. Un nocaut en el boxeo es un jonrón”, dijo Berlanga en entrevista telefónica con El Nuevo Día.

“Siempre me gusta mantener el equilibro en el ring, el control porque cualquier cosa puede pasar en el boxeo. Si te descuidas con un oponente, puedes recibir un buen golpe, lastimarte y sacarte fuera. Siempre tengo ese instinto asesino detrás de la cabeza”, agregó.

Berlanga ostenta una larga carrera como aficionado al registrar marca de 162-17. Debutó como profesional el 29 de abril de 2016 en México, donde tuvo sus primeras tres peleas.

Si las cosas se complican esta noche ante Trenel, Berlanga asegura ser más que un peleador con una potente pegada para rendir en el ensogado.

“Si viene (el nocaut en el primer episodio) bien. Si no, estamos listos para los asaltos. Tengo muchas destrezas boxísticas. No solo soy un pegador como Mike Tyson. Soy un boxeador que tiene muchas peleas en aficionado encima”, indicó Berlanga.

Aunque creció en Brooklyn, Berlanga, fanático del miembro del Salón de la Fama, el boricua Félix “Tito” Trinidad, no oculta su orgullo de tener sangre puertorriqueña en sus venas. Su familia es oriunda de Carolina y San Juan.

“Desde pequeño, desde los 10 años, tuve en mis pantalones los colores de la bandera de Puerto Rico. Ahora, cargo con la bandera pequeña. Siempre salgo con ella”.

Sobre las altas expectativas con Top Rank, Berlanga se siente agradecido por la oportunidad de hacer nombre, además de vislumbrar que peleará por un título mundial en los próximos tres años.

“Me han dicho que soy una de las futuras estrella de Puerto Rico. No hay presión. Estoy haciendo esto desde pequeño. Ahora finalmente se me ha presentado esta oportunidad y tengo que disfrutar los frutos de mi trabajo”, declaró.

“Ahora mismo, nos movemos lento. Todavía soy joven, todavía estoy aprendiendo. Es una división fuerte. Tienes a Canelo Álvarez, a Gennady Golovkin en ese nivel. No hay prisa. Tarde o temprano, tendremos una oportunidad titular y lo traeremos a Puerto Rico”, agregó.

Después del compromiso del sábado, Berlanga volverá al pelear el 4 de octubre en Kissimmee, Florida. “Espero que la fanaticada boricua siga siguiéndome y apoyándome. Voy a continuar peleando por ustedes, por la isla. Espero que en tres años pueda darles un título mundial”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios