(horizontal-x3)
Lou Ambers (izquierda) y Pedro Montañez posan antes de su primer combate, el que ganó el boricua. (Foto cortesía / Libro La Verdadera Historia de Pedro Montañez)

El 23 de septiembre del 1937, Pedro  Montañez chocó con Lou Ambers por segunda ocasión. La revancha fue en el legendario Polo Grounds, para entonces parque local de los Gigantes de Nueva York, tanto en Grandes Ligas como en el football de la NFL.

Distinto al primer duelo, esta vez el campeón puso su corona en riesgo.

El resultado también fue disímil. Ambers venció por decisión mayoritaria: los dos jueces la vieron 11-3, con dos asaltos empate, y 10-2 con tres asaltos empate, respectivamente. El referí la vio empate, 6-6 con tres asaltos parejos.

Montañez hizo la misma pelea, pero en la revancha nunca le pudo llegar con manos fuertes (a Ambers)”, contaba Mario Rivera Martinó, quien estuvo presente en la velada, cortesía de Montañez.

Fue una dura derrota para el cayeyano, quien vio como mucha de su fanaticada se fuera en su contra, en especial luego de que comenzó a rumorarse que Montañez perdió a propósito, luego de recibir $40,000 de parte de unos apostadores que le jugaron en contra al boricua, quien era el favorito de los expertos para ganar la revancha.

Esa derrota le dolió por el resto de la vida a Pedro”, contó Rivera Martinó. “Yo le pregunté varias veces de eso, y el juraba que no se había vendido. Pero luego de la derrota muchos puertorriqueños se le fueron en contra. Hasta le vandalizaron una bodega que tenía en Manhattan”.

El autor Luis Pastor Canales difiere de Rivera Martinó en ese punto. El biógrafo tuvo esa misma conversación con un envejecido Montañez, quien le contestó de una manera más esquiva, pero quizás más reveladora.

“Le pregunté de frente que si se había vendido por $40,000 como decían. Cuando le dije la cifra del soborno, él me contestó: ‘Ah bueno, $40,000 sería como un millón hoy día’. Fue la primera vez que le dije la cantidad y fue la primera vez que él no contestó con un rechazo inmediato. Después de esa conversación, me prohibió preguntarle de nuevo sobre el tema”, relató Pastor Canales. “Para mí que sí aceptó el dinero y esa era su manera de decírmelo”.


💬Ver 0 comentarios