José “Sniper” Pedraza celebra con la bandera boricua tras conocerse su victoria sobre Raymundo Beltrán. (Suministrada / Top Rank) (semisquare-x3)
José “Sniper” Pedraza celebra con la bandera boricua tras conocerse su victoria sobre Raymundo Beltrán. (Suministrada / Top Rank)

Luego de ver su carrera estancada por alrededor de un año tras su primer revés profesional en el 2017, José “Sniper” Pedraza ha conseguido una segunda oportunidad para brillar en los grandes escenarios del boxeo.

Pedraza se convirtió en la madrugada de ayer en el nuevo campeón ligero (135 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) tras superar vía decisión unánime a Raymundo Beltrán en Glendale, Arizona.

 Fue una victoria importante para el atleta cidreño, pues lo pone en dirección hacia una pelea unificatoria contra el ucraniano Vasil Lomachenko (11-1, 9 KO) —quien posee el título ligero, versión de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB)—, la cual podría celebrarse el próximo 1 de diciembre en The Forum, en Inglewood, California.

La pelea aún no es una realidad, pero las negociaciones para lograrla ya comenzaron, según indicó Pedraza (25-1, 12 KO).

“Se está hablando, se está negociando la pelea. Se habla del 1 de diciembre porque Lomachenko pelea ese día, pero no se sabe si es conmigo. Todavía no hemos llegado un acuerdo, pero la posibilidad es grande”, expresó ayer Pedraza en entrevista telefónica con El Nuevo Día desde Texas, donde hacía una escala en su viaje de regreso a Puerto Rico.

Pedraza, excampeón de las 130 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), entiende que tiene el boxeo que se necesita para vencer al que es considerado como uno de los mejores boxeadores del mundo en estos momentos.

“Yo tengo el estilo adecuado para hacerle una gran pelea a Lomachenko, para hacerle pasar una mala noche”, argumentó Pedraza.

Al abundar sobre ese estilo, Pedraza explicó que él tiene una manera de pelear similar a la de Lomachenko, aunque con sus diferencias. “Los movimientos laterales de Lomachenko son más marcados, los utiliza más seguido. Pero tenemos estilos similares”, enfatizó.

Asignatura pendiente

Pedraza compartió que su meta cuando militaba en las 130 libras era unificar un título. No pudo lograrlo, así que ahora espera poder hacerlo ante el ucraniano.

El cidreño perdió su corona en enero de 2017 ante Gervonta Davis, y luego estuvo un año sin pelear. Firmó con Top Rank, y ganó dos peleas antes de su oportunidad contra Beltrán.

“Esta oportunidad que se me ha presentado, la he aprovechado al máximo. Siempre lo dije, esta segunda oportunidad que se me ha dado no pensaba desaprovecharla, y así ha sido”, acotó.

“Esta oportunidad es grande y es parte de una meta que me propuse en las 130 libras, hacer una unificatoria, y no pude.Y pienso lograrlo en las 135 libras”, agregó.

Al hablar sobre la pelea del sábado, el atleta expuso que la clave para ganar por decisión unánime fue el utilizar el jab, el movimiento constante y no permitir que Beltrán estableciera su plan de pelea.

En el combate ante Beltrán, el boricua lució en control durante todos los asaltos, llegando a derribar a su oponente en la undécima vueltacon un upper cut de izquierda. Los jueces vieron la pelea 117-110, 117-110 y 115-112.

“(El sábado) Salí mejor que la pelea anterior”, dijo al referirse a su reyerta ante el mexicano Antonio Morán en junio pasado, que el puertorriqueño también ganó por decisión unánime.

Pedraza adelantó que descansará por dos semanas, para volver a entrenar de cara a su posible combate ante Lomachenko.


💬Ver 0 comentarios