José "Sniper" Pedraza conecta un upper de derecha al mentón de Zepeda. (Top Rank)

Las Vegas, Nevada – El boricua José ‘Sniper’ Pedraza no pudo superar con éxito su primera prueba en la división súper ligera (140 libras) tras ser vencido este sábado por decisión unánime de 97-93 por el mexicano José ‘Chon’ Zepeda.

Esta pelea fue parte de la cartelera protagonizada por los pesos pesados Tyson Fury y Otto Wallin en el T-Mobile Arena de Las Vegas. De hecho, Fury resultó el vencedor por decisión unánime de los jueces (116-112, 117-111 y 118-110.

Con esta decisión, Pedraza pone su foja en 26-3, con 13 nocauts y Zepeda mejora a 31-2, con 25 anestesiados. El resultado fue celebrado por el público presente, que en su mayoría es mexicano y que están de celebración por su independencia.

“Fue una pelea muy buena. Él se vio muy bien, y yo no podía hacer ninguna de las cosas que quería hacer. Nada salió como yo quería. La instrucción de mi esquina era lanzar más golpes, pero no me salía nada”, dijo Pedraza a la conclusión del combate a 10 asaltos.

“Este fue mi debut en 140. Me sentí bien. Me reuniré con mi equipo para evaluar si nos quedamos en 140 o si bajamos de división”, agregó.

Por su parte, Zepeda celebró su victoria, que lo acerca a otra oportunidad titular. “Este probablemente sea uno de los mejores días de mi vida. Este es el fin de semana del Día de la Independencia de México. Estaba dándolo todo por México”, declaró.

El atleta indicó que la clave para salir con la victoria fue “la persistencia”. “La gente aquí me estaba dando emoción para ir a buscarlo, para ir tras él. Sabíamos que él es un excelente boxeador. Gracias a Dios soy el tercero en vencerlo. Los otros dos que lo derrotaron son peleadores élite. Estoy feliz por este triunfo”, reiteró.

Zepeda celebró la posibilidad de una revancha contra su compatriota José Ramírez, a quien reto en febrero de este año por el título súper ligero del Consejo Mundial de Boxeo. Ramírez retuvo su cinturón por una decisión mayoritaria de los jueces, que para algunos fue injusta.

“Hubo conversaciones de que tal vez el ganador de esta pelea iría tras Ramírez. Para mí, la revancha debe hacerse. Fue una pelea muy cerrada. Mucha gente pensó que gané, mucha gente pensó que él ganó. Me encantaría una revancha. Creo que a la gente también le encantaría”, puntualizó.

Clara victoria para Zepeda

El azteca dio los golpes máscontundentesdel combate. De la misma forma, evitó recibir tanto castigo y utilizó su jab de izquierda para neutralizar al puertorriqueño. Mientras, Pedraza lució algo desorganizado en su ataque y recibió mucho castigo de su contrincante.

El primer asalto fue de estudio, aunque Zepeda fue más activo buscando al doble excampeón boricua con su izquierda. En el segundo, mantuvieron la cautela, aunque el boricua tiraba de afuera. Mientras el mexicano aprovechaba para imponer pegar algunas combinaciones.

En el tercer asalto, Zepeda pegó un potente izquierdazo con 1:40 en el reloj y una derecha con 1:30. Faltando 10 segundos finales se fueron al toma y dame en el centro del ring.

Nuevamente, Zepeda conectó con la izquierda a Pedraza con 1:26 en el reloj. Pedraza contestó con una combinación, pero esto no pareció hacerle mucha mella al mexicano.

El mexicano ha impuesto su ritmo de pelea, y lleva la mejor parte hasta el momento. Pedraza luce cortaduras en su rostro. El boricua tiene que pegar más al cuerpo.

Pedraza conectó más golpes al cuerpo de su contrincante en el sexto. Sin embargo, el mexicano continuó castigando al boricua. Para el séptimo, el Pedraza se veía hinchado. En los últimos 19 segundos, ambos plantaron cara e intercambiaron golpes para beneplácito de la fanaticada.

Para la octava vuelta, el cidreño salió a buscar a Zepeda con su jab de derecha y con combinaciones. El mexicano se vio más pausado.

Pedraza demostró sus movimientos de cintura para evitar mucho castigo, pero no fue suficiente para terminar el noveno con la cara ensangrentada. Zepeda conectó combinaciones cada vez que se lo permitió el boricua.

Para el último y decisivo asalto, ambos se notaban agotados y se enfrentaron en el centro del ensogado para los segundos finales.

Otra defensa exitosa para ‘Vaquero’ Navarrete

En su tercera defensa de su corona súper gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) ante el filipino Juan Miguel Elorde (28-2, 15 KO’s), el mexicano Emanuel ‘Vaquero’ Navarrete (29-1, 25 KO’s) salió con la victoria por nocaut técnico en el cuarto episodio.

El árbitro de la pelea detuvo el combate, dado a que el filipino recibía demasiado castigo. Esta determinación no pareció ser bien recibida por el público presente, al que se le escuchó abuchear.

En las otras peleas, Iskander Kharsan (7-0, 6 KO’s) venció por nocaut técnico en el quinto episodio a Isidro Ochoa (7-1, 3 KO’s) en una pelea de la división súper gallo. Kharsan derribó en el quinto episodio a Ochoa con un recto de derecha al mentón. A partir de ahí, Ochoa luchó por sobrevivir al embate del eventual ganador. Al momento de regresar para la sexta vuelta, la esquina de Ocho informó que su boxeador no saldría.

Mientras, Gabriel Flores, Jr. (15-0, 6 KO’s) mantuvo su invicto al vencer por decisión unánime de 60-54 a Miguel Ángel Aispuro (12-9-2, 8 KO’s) en una pelea en el peso ligero.

En un combate en la división súper pluma, Isaac Lowe (19-0-3, 6 KO’s) venció por decisión unánime de 77-75 dos veces y 78-74 a Rubén García Hernández.

Por su parte, Carlos Cuadras (39-31, 27 KO’s) derrotó por decisión mayoritaria (96-94, 96-94, 95-95) en el peso súper mosca a José María Cárdenas (17-5, 14 KO’s).


💬Ver 0 comentarios