José
José "Sniper" Pedraza regresará a los ensogados el 25 de mayo. (Archivo / GFR Media)

José “Sniper” Pedraza ya tiene fecha para su regreso a los cuadriláteros, un contrincante y una misión definida para esta pelea.

La fecha será el 25 de mayo en Kissimmee, Florida. El contrincante es el mexicano Antonio “Cañitas” Lozada, un conocido de la afición boricua. La encomienda: vengar la única derrota que su amigo Félix “El Diamante” Verdejo ha sufrido en su carrera a manos de este púgil.

“Estoy contento de que se diera esta oportunidad porque como mucho saben, “Cañitas” fue quien le ganó a mi compañero Félix Verdejo y estamos buscando la venganza y hacerle una gran pelea y ganarle convincentemente para que todo Puerto Rico quede contento”, apuntó el boxeador en una entrevista telefónica para confirmar esta noticia.

“Los puertorriqueños somos bien unidos y celosos de lo que le sucede a otro puertorriqueño, y siempre queremos salir por otro y en esas estoy yo. Voy a pelear por mí y por Félix también”, agregó.

La derrota de Verdejo a la que hace referencia el excampeón mundial de las 135 libras ocurrió el 17 de marzo de 2018, cuando el boricua se midió al mexicano en el Teatro del Madison Square Garden, en Nueva York. “Cañitas” se impuso a “El Diamante” por nocaut técnico en el décimo asalto.

De hecho, Pedraza estuvo activo en esa cartelera, que significó su primera pelea en las 135 libras. El cidreño venció por decisión unánime a José Luis “La Boa” Rodríguez. Otro boricua que vio acción esa noche fue Christopher “Pitufo” Díaz, quien defendió con éxito su cinturón NABO de las 130 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al derrotar por nocaut al dominicano Braulio Rodríguez.

Riña vieja

La riña entre Lozada (40-2-1, 34 KO’s) y Pedraza (25-2, 12 KO’s) viene -precisamente- desde la mencionada pelea ante Verdejo. En ese momento, el papá y entrenador del cidreño, Luis Espada, retó al mexicano a una pelea. “Somos puertorriqueños, y la sangre llama”, dijo Espada en aquella ocasión.

Ahora que la pelea es una realidad, Pedraza se muestra muy contento y compartió que ha comenzado a realizar guanteos para mantenerse en forma. Precisamente ahora está en Orlando junto a Espada, quien llevó a un equipo del gimnasio municipal de Cidra Nicolás “El Puma” Ortiz para competir ante púgiles de esa ciudad estadounidense. Allí, además de ayudar a su padre, aprovecha para entrenar.

Al hablar de su nuevo contrincante, reconoció que es un peleador difícil, pero no imposible de vencer. “Es un boxeador que es bien alto para el peso. Tiene la estatura, tiene el alcance. Es de esos mexicanos que aguantan mucho golpe, resisten. Obviamente hay que trabajar en todo eso”.

Pedraza espera salir victorioso para poder encaminarse nuevamente a un título mundial. “Estos son escalones que uno tiene que subir paranuevamente tener la oportunidad de pelear por un título mundial. Yo siempre he dicho que hay que coger las cosas con calma, y sé que va a llegar la oportunidad nuevamente”.

El peleador boricua, cuya pelea será la semiestelar, adelantó que hará su base de entrenamiento en Cidra y que viajará a Kissimmee la semana de la pelea.

La cartelera en la que Pedraza combatirá en las 135 libras y que se realizará en el Osceola Heritage Park será estelarizada el japonés Masayuki Ito, quien hace una segunda defensa de su cinturón junior ligero de la OMB ante el ex olímpico estadounidense Jamel Herring. Ito obtuvo este campeonato tras derrotar a “Pitufo” Díaz el 28 de julio de 2018.

“Sniper” viene de perder la faja peso ligero de la OMB ante el ucraniano Vasyl Lomachenko el 8 de diciembre de 2018.


💬Ver 0 comentarios