(semisquare-x3)
Miguel Cotto (izq) golpea a Antonio Margarito en la segunda de dos peleas entre ambos, en 2011 en Nueva York. (Archivo)

Las derrotas ante Antonio Margarito en 2008, y ante Manny Pacquiao en un emocionante combate efectuado el 14 de noviembre de 2009 en Las Vegas, pudieron ser el fin de Miguel Cotto como boxeador élite.

La realidad fue todo lo contrario.

El tercer acto en la carrera del cagüeño tuvo su mejor desempeño, y lo vio ascender a niveles inéditos en la historia del boxeo puertorriqueño.

Esta etapa comenzó con su histórico triunfo por nocaut técnico en nueve asaltos sobre Yuri Foreman el 5 de junio de 2010 en el nuevo Yankee Stadium del Bronx.

La victoria lo coronó titular júnior mediano de la Asociación Mundial de Boxeo, su tercer campeonato divisional.

Además, su triunfo fue a los libros de récord como la primera pelea de campeonato en el nuevo hogar de los Yankees de Nueva York.

Aunque era considerado como falto de la estatura y corpulencia requerida para ser un júnior mediano bona fide, Cotto entiende que el ascenso a las 154, y luego a las 160 libras, fue clave en su mejoría como boxeador en esta etapa.

El subir de categorías me permitió entrenar sin tanto sacrificio (en la dieta) y pude prepararme al máximo y triunfar a pesar de que, según muchos,  no tenía las ventajas físicas que tenían mis rivales”, sostuvo Cotto, quien tras destronar a Foreman noqueó en 12 asaltos a Ricardo Mayorga.

Entonces vino la revancha con Margarito.

El 3 de diciembre de 2011 en el Garden, Cotto utilizó su superior boxeo y velocidad de manos para prácticamente blanquear a Margarito, camino a un triunfo por nocaut técnico en nueve asaltos, vengando así su controversial primera derrota como profesional.

En su próxima pelea enfrentó a Mayweather Jr., dándole al estadounidense una de las mejores peleas de su carrera, la cual el boricua perdió por decisión unánime.

Ante un rival casi intocable y de inigualable velocidad de manos y defensa, Cotto utilizó su jab, excelente desplazamiento y disciplina para irse de tú a tú con Floyd, quien en la conferencia de prensa luego del  combate lo alabó como uno de los rivales más duros que había enfrentado.


💬Ver 0 comentarios