Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Aunque salió bien en los exámenes médicos inmediatamente luego de su derrota ante Orlando Salido, el excampeón Juanma López se someterá pronto a otra batería de pruebas para asegurar que no sufrió daño físico permanente luego del duro combate del 10 de marzo pasado.

“Originalmente se hizo todos los exámenes -MRI (examen de resonancia magnética, en español), CT Scan (examen de tomografía computarizada), pruebas de sangre y 20 cosas más, la semana después de la pelea”, explicó ayer su copromotor, Peter Rivera. “Los médicos nos dijeron que todo se veía bien. Pero de todas maneras vamos a hacerle otros exámenes adicionales”.

“Los exámenes serían más o menos los mismos, pero esperamos como un mes y se los hacemos de nuevo, para cerciorarnos”, explicó Rivera, vicepresidente de Puerto Rico Best Boxing.

La nueva ronda de pruebas no son un requerimiento de la Comisión Profesional de Boxeo de Puerto Rico (Cbppr), más una precaución adicional de Rivera.

“Yo espero un poco de tiempo y lo llevamos de nuevo. Es para asegurarnos de que todo esté bien”, explicó Rivera. “Incluso le vamos a hacer una prueba nueva que se llama MRA (angiografía por resonancia magnética)”.

Juanma está suspendido sumariamente por la Cbppr en lo que este ente gubernamental investiga la controversia generada por las acusaciones que López lanzó contra el réferi Roberto Ramírez, padre luego de la revancha con Salido, en la que cayó noqueado en 10 asaltos.

Anteayer, la presidenta de la Cbppr, Dommys Delgado no descartó solicitarle pruebas médicas adicionales a López, en lo que toman su determinación final.


💬Ver 0 comentarios