(semisquare-x3)
Miguel Cotto fue un pegador formidable que ganí 33 peleas por nocaut. Aquí frente a Manny Pacquiao. (Archivo)

Desde que dio su primer paso como profesional el 23 de febrero de 2001 en Austin, Texas, hasta su último combate el 2 de diciembre de 2017 en Manhattan, Miguel Ángel Cotto Vázquez hilvanó una de las más impresionantes carreras en la historia de la fistiana boricua.

Durante casi dos décadas, Cotto se mantuvo como uno de los peleadores más populares y mejor pagados en la industria. También fue un querendón de la televisión, el nuevo rey del Madison Square Garden y el primer puertorriqueño campeón mundial en cuatro divisiones del boxeo profesional en los principales organismos.

Esto es solo una muestra de los logros y hazañas que le ganaron al hijo de Caguas el cuarto puesto entre las Leyendas Boricuas del Ring.

Cotto siempre estuvo dispuesto a enfrentar a los mejores peleadores disponibles, sin buscar la condición de favorito. Su hoja profesional parece una lista de la élite boxística del siglo XXI.

El filipino Manny Pacquiao, el estadounidense Floyd Mayweather Jr., el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, Shane Mosley, Zab Judah, el también mexicano Antonio Margarito, el nicaragüense Ricardo Mayorga y el argentino Sergio Martínez son solo algunos de los boxeadores de renombre que enfrentó Cotto.

No las ganó todas, pero sí la  mayoría de las peleas, estableciendo a la vez su reputación como gladiador de cría, tesón e inteligencia boxística.

Sin embargo, Cotto no buscaba gloria boxística ni títulos. Cada vez que subía al cuadrilátero para entrenar o para pelear, su motivación era la misma de muchos padres y madres jefes de familia.

“Esas fueron peleas que se dieron porque eran las más atractivas (económicamente) en ese momento. Yo no las busqué. No peleé para eso”, dijo Cotto en reciente entrevista con El Nuevo Día para repasar su carrera. 

“Yo tuve mis pros y mis contras como boxeador, pero di el máximo siempre por proveerle a mi familia el mejor futuro posible. Fue una carrera larga, pero se resume en que yo di todo lo que di por el bienestar y el futuro de mi familia”, agregó.

Esa misión la cumplió con creces. Cotto es el peleador más taquillero en la historia del Garden, considerado la meca del boxeo, y el boricua que más riquezas ha ganado con los guantes puestos. Ese último logro no parece que será superado en el futuro previsible.


💬Ver 0 comentarios