Edgar Berlanga (en la foto) enfrentará esta noche a Gregory Trenel en el Liacouras Center en Filadelfia en busca de extender su  racha positiva. (Suministrada)
Edgar Berlanga tiene marca de 13-0 con 13 nocauts, todos en el primer asalto. (Top Rank)

Edgar Berlanga quiere ser más que un boxeador de pegada explosiva.

El púgil de ascendencia puertorriqueña espera que su rival Eric Moon dure más de un asalto cuando debute el próximo martes en la “burbuja” de Top Rank en el hotel MGM Grand de Las Vegas en la última cartelera de verano antes de que la empresa tome un receso hasta agosto.

Berlanga ha pulverizado a los 13 oponentes que ha enfrentado en su carrera antes de que acabe el round inicial.

En su último combate el pasado 14 de diciembre, Berlanga llevó a la lona a César Núñez en el primer asalto y el combate fue detenido por el referí con 2:45 minutos en el reloj en el Madison Square Garden de Nueva York.

Pese a su impresionante racha, el peleador invicto súper mediano entiende que ya es hora de demostrar sus habilidades boxísticas, más allá de los tres minutos que dura la primera vuelta.

“Quiero enseñar mis habilidades al mundo. Las tengo y no las han visto. Estoy algo cansado de que personas duden de mí, en las redes sociales, diciendo que no duraría después del primer asalto porque no saben lo que tengo. Yo sé lo que tengo” dijo Berlanga en entrevista con El Nuevo Día desde la Gran Manzana.

“Es algo que molesta. Estoy listo para lucir en esos rounds adicionales. No importa que consiga un nocaut en el tercer o cuarto asalto, da tiempo para demostrar a todos las habilidades que tengo”, agregó.

El martes, Berlanga enfrentará el reto de Moon, quien tiene marca de 11-2 con seis nocauts. En papel, Moon parecería una presa fácil para Berlanga.

Sin embargo, el púgil de 23 años prefiere no subestimar al rival de turno.

“Vamos a ver qué pasa el 21 de julio. No me gusta pronosticar nada. Todas las peleas que hecho salgo a hacer lo que tengo que hacer, ponchar e irme a casa. Sé que él será el reto más grande que he enfrentado hasta la fecha. Es un buen peleador. Creo que saldré victorioso”, expresó sobre la pelea en las 168 libras a ocho asaltos.

Si Berlanga continúa con este dominio, vislumbra pelear por un campeonato mundial en los próximos dos años.

“No hay prisa. Todavía soy joven y quiero seguir desarrollándome, mejorar. Una vez estás al nivel de esa división, no hay marcha atrás. Quiero estar 100 por ciento listo cuando esté en ese nivel con el resto de los mejores. Si me tiro ahora, te aseguro que sería una guerra, pero ese no es el objetivo”, indicó Berlanga sobre la división que presenta como estrella al mexicano Saúl “Canelo” Álvarez.

Complicado el entrenamiento

Durante la pandemia, Berlanga compartió las peripecias realizadas para mantenerse en forma en Nueva York, uno de los estados más impactados por la pandemia, al punto de ser el epicentro de la enfermedad en Estados Unidos.

“Fue un mal rato, nada fácil. Fue duro al principio porque los gimnasios estaban cerrados, todo. Hasta el día de hoy, están cerrados. Al gimnasio que voy lo cerraron, así que tuvimos que buscar otro. Tuvimos que pagar dinero extra al dueño para que nos dejara el gimnasio a nosotros, porque si lo abría le daban una multa de sobre $20,000 en Nueva York. Pero, el campamento fue bien. Fue duro, pero lo hicimos”, compartió el joven púgil.

Berlanga será parte de la cartelera protagonizada por el puertorriqueño Jayson “Las Maravilla” Vélez frente al mexicano Oscar Valdez en la pelea estelar a 10 asaltos en la categoría súper pluma.