Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Manny Rodríguez coloca un derechazo a Reymart Gaballo durante uno de los asaltos del combate. (Amanda Wescott)

Manny Rodríguez dijo hoy domingo que está convencido que ayer debió haber sido declarado ganador de un pleito en el que su rival no podía creer que fue favorecido en las tarjetas de los jueces.

Ante esto, Rodríguez dijo que quiere una revancha ante el filipino Reymart Gaballo, a quien los jueces le dieron una decisión dividida en el combate por el título interino de las 122 libras, versión del Consejo Mundial de Boxeo. La pelea fue celebrada en Connecticut.

“Nosotros hicimos el trabajo. Sentimos que ganamos y queremos la revancha. Esa decisión estuvo demás. El mismo boxeador estaba sorprendido al punto de que se me tiró encima antes de la conferencia y por poco me caigo”, contó Rodríguez.

Es verdad que pude ser más ofensivo. Pero no había necesidad de serlo. Él (Gaballo) pegaba demasiado de duro. Si estaba ganando, ¿para qué me iba arriesgar a cometer un error?

Manny Rodríguez

El boricua dijo que Gaballo solamente le ganó los asaltos 8 y 9, cuando su estámina bajo. Agregó que ganó los primeros siete asaltos, así como los últimos tres, cuando cogió un segundo aire.

“El 8 y 9 los perdí. De ahí en adelante, en el 10, 11 y 12, cogí un poco de vida y él no me ganó más”, destacó Rodríguez, y quien también admitió que pudo haber sido más agresivo a la ofensiva. Gaballo intento ser el agresor en el combate.

Manny Rodríguez hace una muestra de inconformidad al escuchar las votaciones de la pelea y que el resultado sería una decisión dividida. (Amanda Westcott)

Pero Rodríguez reveló que boxeó para evitar problemas ante un Gaballo, que pegaba.

“Es verdad que pude ser más ofensivo”, admitió. “Pero no había necesidad de serlo. Él (Gaballo) pegaba demasiado de duro. Si estaba ganando, ¿para qué me iba arriesgar a cometer un error?”.

Gaballo entró al combate invicto en 23 peleas y con 20 nocauts.

Fue la segunda derrota corrida para Rodríguez, quien cayó a 19-2. El primer revés, en su pelea previa, fue por nocaut ante el pegador Naoya Inoue en el segundo asalto.

Ante Gaballo, Rodríguez boxeo y peleó a la riposta. El filipino fue el agresor y lució algo desorganizado al final del combate.

El boricua dijo que su esquina le dio instrucciones de boxear en los asaltos finales.

Los jueces de la Comisión de Connecticut vieron ganar a Gaballo por 116-112, 110-118 y 115-113.

La decisión fue criticada por la prensa que cubrió el evento, así como por algunos promotores de boxeo.

Manny Rodríguez considera que solo debió haber perdidos dos de los 12 asaltos del combate. (Amanda Westcott)

Juan Orengo, manejador de Rodríguez, dijo que hoy se pondrá en comunicación con el Consejo Mundial de Boxeo que avaló la pelea titular para solicitar una revancha inmediata, la que da un plazo de 120 días para que los púgiles se enfrenten nuevamente.

“Vamos a esperar que ellos (CMB) vean la pelea entre ellos y tomen una decisión. Creo que se va a dar, pero hay que esperar al organismo”, dijo Orengo, quien cree que la cadena Showtime, quien presentó el combate del sábado, quiere la revancha.

Si le dan a escoger, Orengo dijo que haría le revancha en Puerto Rico y que evitaría pelear nuevamente en Connecticut.

Rodríguez estaba ayer de regreso a Puerto Rico, en donde esperaría la decisión del CMB.