Vasyiliy Lomachenko (izquierda) y Teófimo López volvieron a verse las caras el viernes durante el pesaje. (Top Rank / Mikey Williams )

Vasiliy Lomachenko y Teófimo López superaron el viernes el primer obstáculo camino al esperado duelo para determinar quién ocupará el trono en la división ligera.

Ambos peleadores marcaron el peso límite de 135 libras en sus respectivos turnos en la báscula. Luego, fue palpable la tensión dentro de la 'burbuja’en el MGM Grand en Las Vegas, Nevada, cuando cruzaron las cintas de seguridad para mantener un distanciamiento social por el coronavirus y estuvieron cara a cara.

Personal de seguridad intervino para minimizar las posibilidades de un incidente entre los púgiles.

“Así es como debería ser. Esto es una pelea. No me gusta ese asunto del COVID. Ambos salimos negativos en las pruebas, así que no veo por qué no podemos estar de frente. Es como debe ser porque hay mala sangre”, dijo López.

En juego estarán los cinturones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Organización Mundial de Boxeo (OMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) que posee Lomachenko, además de la faja de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) que ostenta López.

La gente verá todo mi arsenal. Muchos golpes al cuerpo y a la cabeza. Puedo hacer muchas cosas, así que será un espectáculo”, sostuvo López (15-0, 12 KO).

Lomachenko, por su parte, tendrá una oportunidad única de hacer historia si logra conquistar las cuatro fajas de la división ligera. Para ello, debería neutralizar la fortaleza de López.

“Sé lo que tengo que hacer en el ring. No quiero pelear durante los 12 asaltos. Quiero acabarla rápido, no pelear por los 12 asaltos”, aseguró.

El cartel será transmitido en vivo por ESPN, ESPN Deportes y ESPN+ a partir de las 7:30 p.m.