El litigio de Tito Trinidad, aquí junto a su padre don Félix Trinidad, ya lleva varios años frente a Banco Popular. ([email protected])

El juez Anthony Cuevas Ramos, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, emitió una resolución que ordena a la representación legal del multiple campeón mundial de boxeo Félix “Tito” Trinidad presentar la cantidad de dinero que, presuntamente, Banco Popular le debe por concepto de un estipendio mensual de $63,500 que no ha sido emitido desde el pasado marzo.

No es la primera vez que Trinidad se encuentre en esa situación. En marzo de 2018, el juez Cuevas Ramos resolvió que la principal institución financiera de Puerto Rico debía hacer un pago por $873,659 cuando se suspendió un acuerdo que ha estado vigente desde el 2014. En septiembre de ese año, Trinidad finalmente sintió un alivio económico gracias a que recibió poco más de $2 millones.

Sin embargo, la historia se repitió. Los abogados de Banco Popular han argumentado que los valores de Trinidad por concepto de intereses y dividendos no producen lo suficiente como para continuar con la obligación estipulada. Por ello, nuevamente detuvo los pagos.

Antes de resolver, Cuevas Ramos requiere conocer la suma exacta de la reclamación que hace Trinidad.

El tribunal finalmente emitió una resolución para que le informemos cuánto dinero es que le deben a Trinidad. Llevamos desde marzo haciendo la petición de que se honre la orden del 2018 y esperamos que se le ordene (a Banco Popular) pagar poco más de $1,100,000, pero claro, eso dependerá de la determinación del juez”, aclaró Eric Quetglas, principal abogado de Trinidad.

Trinidad mantiene una demanda contra Banco Popular con la intención de recuperar sobre $20 millones que alega se perdió en inversiones.

Por otro lado, el juez Cuevas Ramos no ha resuelto la Solicitud Urgente de Remedio Provisional de Aseguramiento de Deuda que Banco Popular radicó en noviembre de 2019 para que se le conceda el derecho de retener unos activos que mantiene el exboxeador para satisfacer una deficiencia en una línea de crédito de $22 millones que obtuvo en el 2010.

Las vistas comenzaron el pasado febrero en el Tribunal de Primera Instancia en San Juan con el testimonio de Trinidad, seguido por funcionarios de Banco Popular. Los abogados de la principal instutución financiera en la isla han argumentado desde el primer día que la petición es una medida para obtener el colateral necesario como garantía a la línea de crédito que se le aprobó para liquidar un préstamo que Trinidad tenía con Wachovia, luego Wells Fargo.

Debido a que las funciones en los tribunales estuvieron detenidas durante varios meses por la pandemia del virus COVID-19, ha surgido un ataponamiento de casos y mociones por resolver.