El excampeón Felix "Tito" Trinidad, aquí junto a su padre, tendrá un alivio económico tras la decisión del Tribunal de Apelaciones. (Archivo)

El Tribunal de Apelaciones no acogió la petición presentada por los abogados de Banco Popular de Puerto Rico para que el panel deje sin efecto la determinación del juez Anthony Cuevas Ramos que le ordenó a la institución financiera completar unas transferencias de dinero a las cuentas del excampeón mundial de boxeo, Félix “Tito” Trinidad.

El pasado noviembre, Cuevas Ramos resolvió que Banco Popular debía depositar en un periodo de 24 horas la suma de $720,000 a una cuenta personal de Trinidad, así como los intereses acumulados a razón de 4.5%. También consignar $444,800 además de los intereses a razón de 4.5% a otra cuenta en Oriental Bank para un total de $1,184,800.

Como parte de la resolución, Cuevas Ramos también instruyó a Banco Popular pagar $30,000 por concepto de honorarios de abogados por causa de considerar su acción de haber detenido los pagos como uno de “temeridad”.

Banco Popular acudió al Tribunal de Apelaciones para detener dichas obligaciones. En el escrito sometido, los abogados insistieron que la decisión de Cuevas Ramos era errada dado que el balance de una cuenta ‘money market’ de donde provienen esos fondos vía intereses generados se agotó y, por ello, no es posible continuar con el acuerdo que ha estado vigente desde el 2014. Asimismo, solicitaron que el exboxeador ejecute una deuda de $529,606 por estar en incumplimiento desde el pasado abril con pagos pertinentes a una línea de crédito de $13.7 millones.

No obstante, dos de los tres jueces que componen el panel decidieron que “no identificamos razón por la cual este Foro deba intervenir” y “no se demostró que la actuación del foro primario haya sido errónea o arbitraria. Por lo tanto, denegamos el recurso y dejamos sin efecto la orden de paralización”. La juez Grace Grana Martínez sometió un voto disidente al entender que “existe una controversia genuina” que debería ser atendida.

No es la primera vez que Trinidad acude al tribunal para que Cuevas Ramos mantenga intacto el acuerdo. En marzo de 2018, el juez decidió a favor de Trinidad e instruyó la institución financiera pagar $873,659. En aquella ocasión, Banco Popular apeló la decisión sin éxito.

“Prevalece la decisión del Tribunal de Primera Instancia y, a diferencia de la vez anterior que el Tribunal de Apelaciones no entró en analizar la controversia, esta vez sí”, sostuvo Eric Quetglas, abogado de Trinidad.

“Imaginamos que el Banco Popular irá al Tribunal Supremo, pero también es discrecional si interviene o no. En el pasado no lo hizo”, agregó.

En el 2014, Trinidad radicó una demanda amparado en que funcionarios de la institución no lo asesoraron adecuadamente para velar por unas inversiones que había iniciado cuando era cliente de Wells Fargo. En aquel momento, Trinidad transfirió una línea de crédito que alcanzó los $20 millones bajo la asesoría de José “Pepe” Ramos, quien por años formó parte de su séquito como traductor.

Ese mismo año, Trinidad y Banco Popular acordaron que mensualmente se harían unas transferencias de dinero para cubrir los pagos de unas hipotecas y, a su vez, los gastos personales del exatleta.

La oficina de comunicaciones de Banco Popular reaccionó a la decisión del Tribunal de Apelaciones.

“Un panel del Tribunal de Apelaciones denegó expedir el recurso presentado por el Banco Popular de Puerto Rico para que se revocara una orden emitida por el Tribunal de Primera Instancia, la cual ordenó al banco en el caso de Félix “Tito” Trinidad García a continuar realizándole ciertas transferencias mensuales de fondos a pesar de que no tiene fondos suficientes en sus cuentas para realizar tales transacciones. Banco Popular respetuosamente continúa en desacuerdo con dicha orden, por lo cual estará oportunamente solicitando los remedios correspondientes ante los foros pertinentes”, reza el escrito.