Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El croata Luka Modric, del Real Madrid, muestra el Balón de Oro que capturó durante la ceremonia de esta noche. (AP / Christophe Ena) (semisquare-x3)
El croata Luka Modric, del Real Madrid, muestra el Balón de Oro que capturó durante la ceremonia de esta noche. (AP / Christophe Ena)

Zagreb - Pocos hubieran vaticinado que aquel niño pequeño y muy tímido, durante un tiempo pastor de cabras y más tarde refugiado de la guerra que desmembró Yugoslavia, se convertiría en el mejor jugador del mundo. Pero esa ha sido la vida del croata Luka Modric, marcada por la superación, la humildad y el talento.


💬Ver 0 comentarios